Archivo de la categoría: Misterio

Historias sobre Fenomenos

FENOMENO
Relato Anónimo basado en una experiencia real
Adaptado por Eduardo Liñán.

Mi historia comienza en una salida a pescar en aguas del golfo, cercanas al puerto de Altamira, había sido invitado por unos amigos pescadores a pasar un fin de semana en la ciudad y salir a pescar cerca de las costas de Tamaulipas. Yo vivo en Soto la Marina y desde muy joven aprendí a pescar como deporte y como actividad comercial. Conocía el mar y las especies marinas que podías encontrar y era común que me contactaran para salir a pescar. En aquella ocasión rentamos una embarcación que nos llevara a mar abierto y recorrer el litoral. Era una época lluviosa y salimos un jueves de madrugada rumbo a la barra del tordo, llegamos de noche y para nuestra mala suerte y debido a las intensas lluvias, había sido abierta una presa rio arriba y el caudal provocó una marea de agua dulce matando a muchos peces de agua salada y enturbio el agua de sobremanera.

Desanimados nos regresamos y como veníamos equipados y aprovisionados con cervezas y alimento, decidimos probar suerte a unas 10 millas náuticas (18.5 kms) de la costa de Altamira, entre el puerto de Altamira y la escollera sur de Miramar. Durante el día no logramos sacar gran cosa, unas corvinas, una barracuda y un afortunado saco un sábalo, fuera de eso solo estuvimos bebiendo y contando anécdotas de pesca. Nos cayó la noche y seguíamos con nuestro relajo, a pesar de la tenue lluvia que caía, estábamos muy animados. Seria de madrugada cuando comenzamos a sentir que el agua alrededor estaba muy agitada y una marejada comenzó a mover el bote. El tripulante de la embarcación nos advirtió que era peligroso estar en esas aguas con aquel clima; por lo que convenimos en regresar al puerto de Tampico. Cuando comenzó a llover mas fuerte, el cielo relampagueo y todos gritamos eufóricos y riéndonos de la peculiar situación. Sin embargo para el tripulante no era gracioso ya que su cara comenzó a tener preocupación y de pronto la embarcación no quería dar marcha. Consciente de la situación me acerqué y le pregunté que podríamos hacer.

En eso uno de los pescadores nos grita asustado y señalando al horizonte -¡Miren!

Al voltear a ver, había un extraño objeto en el cielo, era una especie de plato gigantesco que estaba suspendido en el aire y parecía estar observándonos, era de un color grisáceo con muchas luces parpadeantes por en medio de ese objeto, nuestra impresión se transformó en miedo cuando las luces de la embarcación y todo lo eléctrico se apagó de pronto, la obscuridad nos rodeó y solo se escuchaba el ruido de la lluvia y el oleaje a nuestro alrededor, el objeto que estaba frente a nosotros también apagó sus luces y esperamos lo peor.
Instantes después sentimos como la embarcación era sacudida por una marejada y sentimos vibraciones en nuestros pies. De pronto el mar comenzó a iluminarse por debajo. Una extraña luz azulada parecía provenir de la profundidad y se movía; cuando nos dimos cuenta había un gran objeto que iluminaba a nuestro alrededor, no era redondo era más bien cilíndrico con muchas luces azules que parecía “navegar” por debajo de la superficie, como un submarino. Avanzaba lentamente iluminando todo a nuestro alrededor y cuando se alejó un poco de nosotros, con la misma se fue sumergiendo lentamente hasta desaparecer en la profundidad. enseguida de eso frente al bote, se volvieron a encender las luces del objeto volador que parecía nunca haberse ido de ahí. Un fuerte zumbido se comenzó a escuchar tanto que nos tapó los oídos, el mar comenzó a agitarse de nuevo y sentimos un fuerte viento cálido que nos pegó de frente, el objeto apagó sus luces y voló hacia el cielo, de manera vertical con una gran velocidad, fue tan fuerte el “despegue” que nos empujó por varios metros por el oleaje que se dejo venir, quizás por el impulso que tomó el objeto para volar. De pronto el silencio, dejó de llover, el agua estaba en calma y las luces del bote se volvieron a encender. Enseguida el tripulante aun asustado dió marcha y salimos despavoridos de ese lugar.

Después del evento y llegando a Tampico, todos estábamos pasmados, no hablábamos entre nosotros y la alegría que teníamos se disipó por caras alargadas y preocupadas. De este hecho no platicamos nunca, ni siquiera a nuestras familias. Yo en lo personal deje de pescar en mar abierto y lo comento ahora porque era algo que tenía que contar. ¿Que si existe el fenómeno ovni? Existe… Lo he visto con mis propios ojos.

Anónimo.

fenomenos paranormales, paranormales, sobrenaturales

juegos para invocar espiritus

Hola amigos esta semana estare publicando unos juegos de terror para la noche, espero lo disfrutes con tus mejores amigos.

El Juego de los Cigarrillos

-Un espejo cargado
-2 cigarrillos

Debes estar solo en una habitación totalmente a oscuras, sostener en la mano los dos cigarrillos y pararte frente a un espejo cargado, es decir, un espejo en el que se haya reflejado mucha gente. Prende un cigarrillo, y con esa pequeña luz que emite el mismo, veras como tu reflejo comienza a desvanecerse hasta desaparecer, en ese momento notaras que hay alguien mas en la habitación: un hombre sentado en el piso que comienza como humo y poco a poco se ira materializando.

El hombre te pedirá un cigarrillo, debes darle el otro que traes y aprovechar ese momento para hacerle una pregunta, él te responderá con la verdad absolutamente lo que sea. Nunca lo dejes terminar el cigarro, pues cuando eso suceda se hará totalmente palpable y lo que hará contigo te hará desear estar muerto.

Antes de que se acabe el cigarrillo debes acercarte a él y sacarle los ojos, el no se moverá, pero maldecirá y gritara en un idioma desconocido; sentirás como sus ojos arden dentro de tus manos, pero no tienes que abrirlas o él te podrá ver y atrapar, corre hacia otro cuarto y espera dos horas antes de abrir las manos, sus ojos ya no estarán, solo te quedaran las quemaduras. Cuentan que a partir de entonces tu suerte cambiara para bien, aunque ya no podrás estar solo frente a un espejo, por que él te podrá ver y seguro vendrá por ti.

El Juego de la Copa

-Una cartulina
-Un marcador
-Una copa

Escribe en la cartulina o forma cuadritos de papel con todas las letras del abecedario, los números del 0 al 9, las palabras “si”, “no” “hola” y “adiós”; preferentemente que formen un circulo y todo con un orden, después coloca al centro la copa boca abajo.

Debe haber de 2 a 8 participantes y todos deben poner su dedo indice sobre la copa, deben concentrarse en la copa y esperar a que esta comience a moverse, si esto no sucede, sin quitar los dedos deben preguntar si alguien esta ahí; en cuanto la copa comience a moverse el juego habrá comenzado, pueden preguntar lo que sea al espíritu invocado.

No debe quitar nadie el dedo de la copa, pero lo mas importante: por ningún motivo quiten o volteen la copa, pues esto hará que el espíritu se libere y ya no podrán regresarlo. Cuando quieran terminar el juego solo despídanse, pero hasta que el espíritu diga adiós es que pueden quitar los dedos de la copa y serán, por así decirlo, libres.

Polybius, la Cabina Árcade Fantasma

Es un juego supuetamente mortal; una leyenda urbana cuenta sobre una maquina árcade donde jugabas disparando y al mismo tiempo salían imágenes extrañas que según cuentan, producían enfermedades psiquiátricas y llevaban a niños al suicidio.

También se comento que las pocas maquinas ubicadas en Oregon Estados Unidos, habían sido revisadas por hombres de negro que habían obtenido datos internos; pero hasta hoy sigue siendo un misterio.

Historias que te pueden interesar:

Llamada de la muerte
Historias de brujas
Historias de extraterrestres

La pelicula de hoy es:

Lunes de Series y Botana
“13 Miedos”

Es terror, es suspenso, es la tensión pura que atrapa y cautiva al espectador de principio a fin.

Historia a historia, se explora un miedo en particular, ya sea a través de un evento paranormal o simplemente un suceso bizarro de la vida normal. Son miedos que viven en el subconsciente de cada uno de nosotros.

juegos para invocar fantasma, almas, duendes, Cuales son los tipos, clases de juegos para invocar demonios, al diablo.

Este es mi Ralato misterioso caso real

Hola amigos del terror, hoy estare compartiendo una de mis experiencias misteriosas, tengo una semana leyendo este blog, y me parese exelente que otros compartan sus relatos misteriosos. Anonimo porfavor!

Hoy les quiero compartir esta experiencia que para mi fue algo rara y quisiera saber su opinión.

El dia de hoy me levante a las 9am para prepararme para la preparatoria, me bañe, me aliste etc llego el tiempo de comer algo ya eras las 9:40, yo soy muy tragon jeje me comí literal la mitad de un pastel y chocolates con leche. En fin después de terminar me fui a acostar, para bajar la comida cuando me acosté al momento de girar la vista hacia el baño vi una sombra pasar y me asuste y sali corriendo hacia mi cuarto cerré la puerta con llave y al final no paso nada pero me agarro un buen susto.

Me acosté en mi cama y me quede dormido, de repente me desperté y no podía moverme, me desespere, no podía respirar bien, de un empujón me pude mover y me fui a mi Cuarto (desperté en el sillon) subí corriendo las escaleras y se cerraron todas las puertas menos una, era la habitación de mi hermana que se fue desde hace 3 años, cuando me acerque a la habitación vi que algo me agarro la mano y me jalo, no se como pero me desate y salí corriendo afuera de mi casa, de repente miro a mis gatos multiplicados moviéndose extrañamente con la cabeza hacia abajo como si la tuviera rota.

Resulta que era parte de mi sueño que estaba teniendo y me levante agarrando aire fuertemente vi la hora y eras las 12:30.

Respuestas:

Anonimo: Son los llamados viajes astrales no, cuando sueñas q te despiertas y haces cosas pero en realidad sigues dormido, me pasa muy seguido

Anonimo: Tengo entendido que algunas personas tienen viajes astrales pero de alguna manera ellos están conscientes de lo que hacen y pueden ir a lugares diferentes y después regresan a su cuerpo.

Esquizofrenia – Relato de misterio

ESQUIZOFRENIA

(Relato de misterio)

Aquella calurosa noche de verano, Raúl Rodríguez, el guardián del cementerio, salió a la puerta de su pequeña casa situada en un extremo del camposanto, a fumar un cigarrillo.

A pesar de que tenía el ventilador puesto a máxima potencia, no podía conciliar el sueño a causa del calor extremo, que aquella noche rondaba los cuarenta grados.

Extrañado, se acercó a donde provenía la luz, y observó a un hombre que intentaba abrir con una palanca la lápida mortuoria de una tumba.

-¡Oiga! ¿Qué hace aquí? El horario de visitas al cementerio acabó a las ocho de la tarde…

-¡Déjeme tranquilo! Hay una cosa que debo hacer -le dijo el individuo, un hombre de mediana edad, medio calvo y con el rostro crispado, que lo amenazó con gorpearle con la palanca de hierro.

Raúl Rodríguez se apartó corriendo de él, y volvió a su casa. Fue hasta el teléfono y llamó a la policía.

Un cuarto de hora más tarde, un coche patrulla llegó hasta la puerta del camposanto. Raúl ya los estaba esperando. Condujo a los dos agentes ante el transtornado y violento individuo, al que apresaron después de un intenso forcejeo. Le colocaron las esposas y lo llevaron hasta el coche patrulla.

En comisaría intentaron tomarle declaración, y tras ver que sólo decía cosas inconexas y sin sentido, llamaron a una ambulancia para que lo trasladaran al hospital psiquiátrico.

Cuando llegó la ambulancia con dos enfermeros, le quitaron las esposas y le colocaron una camisa de fuerza, haciendo caso omiso a los insultos y amenazas que profería el desquiciado individuo.

En el interior del manicomio lo condujeron hasta la sala del doctor Fernández de la Vega, después de inyectarle un tranquilizante.

El psiquiatra leyó el pequeño informe que le había suministrado la policía, tras su breve estancia en la comisaría.

En él decía que hacía poco más de un mes, habían enterrado a la esposa del intruso del cementerio, que había muerto de cáncer.

-Bien, señor Martínez, ¿puede decirme qué hacía a altas horas de la madrugada en el cementerio?

-Es muy sencillo, doctor. Mi esposa no está muerta, tan sólo está dormida. Me lo ha dicho en sueños.

© Francisco R. Delgado

Relato de Misterio – Caso cerrado

CASO CERRADO

(Relato de misterio)

La policía barcelonesa fue alertada a las dos y cuarenta minutos de la madrugada, de la noche del viernes.

Un vecino del edificio de un barrio cercano, les había telefoneado. Hacía tan sólo unos minutos había escuchado gritos y ruido de disparos.

El nuevo Inspector Jefe de policía, Antonio Gómez, llegó acompañado, apenas diez minutos después, de dos jóvenes agentes.

El vecino que les había llamado, ya les estaba esperando en la puertadel edificio. Rápidamente, el Inspector y los dos agentes, subieron hasta el segundo izquierda. Tocaron varias veces el timbre; pero nadie contestó, por lo que decidieron echar la puerta abajo.

El hombre había asesinado a su mujer con dos disparos a quemarropa en el pecho, y luego se había suicidado pegándose un tiro en la sien.

El Inspector llamó a una ambulancia, para que se llevara ambos cuerpos al depósito de cadáveres para que les practicasen la autopsia. Caso cerrado.

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Casi una hora antes, a la una y cincuenta minutos de la madrugada, dos conocidos delincuentes entraron ayudados de una ganzúa en la vivienda ocupada por el exitoso industrial de mediana edad, y de su mujer.

Sin hacer ruido alguno, silenciosos como un gato, llegaron hasta el salón. Allí el matrimonio sin hijos estaba viendo la televisión.

-¡Quietos!

-¡Silencio, o disparamos! -dijeron los delincuentes apuntándoles con sendas pistolas. Juan Barceló y su mujer se quedaron paralizados por el miedo.

-¡Abra inmediatamente la caja fuerte, o les matamos al instante! -dijo uno de ellos, el que parecía el cabecilla.

Juan, totalmente aterrado y superado por las circunstancias, se dirigió mansamente hasta la caja fuerte, oculta detrás de un cuadro, y después de introducir la clave numérica, la abrió.

Rápidamente, los dos ladrones echaron los fajos de billetes de 500 €, dentro de una bolsa de basura negra, que uno de ellos llevaba guardada en un bolsillo de su cazadora de cuero.

Cuando vaciaron la caja fuerte de su contenido de dinero en efectivo, ordenaron al empresario que volviera a cerrarla, y que colocara el cuadro en su lugar.

Después, uno de los ladrones sujetó fuertemente al empresario, y el otro le pegó un tiro en la sien derecha. María Ramírez, la mujer, empezó a gritar y a llorar histéricamente, pidiendo que no la mataran.

El pistolero le disparó dos veces en medio del pecho. María murió al instante.

A continuación, el pistolero, que llevaba las manos enfundadas en unos finos guantes de cuero negro, depositó la culata de la pistola, a la que previamente habían borrado el número de serie, en la mano del empresario asesinado.

Luego, se dirigieron a la salida. Observaron que la luz del interior del edificio estaba apagada. No la encendieron.

Cerraron la puerta suavemente, y bajaron los dos pisos en completa oscuridad, a tientas, cogiéndose de la barandilla.

Ágilmente, en apenas dos minutos se encontraron en la calle cargados con su valioso botín. Fueron hasta un coche estacionado frente al moderno edificio, se subieron a él, arrancaron, y velozmente desaparecieron en la oscuridad de la noche. Nadie, ningún vecino, los había visto entrar ni salir del edificio.

© Francisco R. Delgado