Archivo de la categoría: Reales

Historias reales de terror Apodaca, Nuevo León

COMPAÑIA

Hace algún tiempo mi familia y yo vivíamos en Apodaca, Nuevo León y rentábamos el lugar. En aquel tiempo llegó a vivir con nosotros un tío algo extraño y loco que era adorador de la santísima, en el cuarto donde se quedaba, había levantado un pequeño altar en honor a la negra figura de la muerte. En el había objetos raros, además de cigarros, aguardiente, dinero y frutas. Cuando pasaba y platicaba con el, bromeaba diciendo que cuando no tuviera para el pasaje tomaría dinero del altar, a lo que el tío con mucha seriedad y con un gesto severo me decía que no se me ocurriera hacer eso, porque a “la niña” no le gustaba que le faltaran al respeto y mucho menos le robaran sus cosas.

Todo aquello me parecía una tontería y me burlaba de mi tío y sus dichos. Cierta noche, tuve un sinnúmero de pesadillas en donde era acosada por la muerte. Vestida de negro y con el cráneo desprovisto de ojos, su fría sonrisa me inquietaba durante las pesadillas y me perseguía a donde yo fuera, ella siempre estaba ahí, si me escondía de ella, se aparecía detrás de mi, ocasionándome que me asustara y gritara. muchas veces despertaba con el corazón saliéndoseme del pecho ante esas crudas y casi reales pesadillas. Días después saliendo del turno en mi trabajo, llegué a la casa y no había nadie, me fui a la cocina por algo de comer y luego me acosté en un cómodo sillón de la sala a dormir un poco. Me estaba quedando dormida y de pronto siento que alguien se sienta, entre sueños y pensando que era mi mamá, me acomodo en el sillón y percibo que me están observando, empiezo a sentir frio y entreabro los ojos, de nueva cuenta siento que alguien se para del sillón y esta vez abro los ojos y no era nadie. No había nadie en la habitación, ni en la casa, solo la obscuridad y el silencio. Sentí miedo y mejor me salí de la casa a esperar que alguien llegara. El primero que llegó fue mi tipo y le conté lo que me había pasado. En tono serio me dijo que todo eso me estaba pasando por retar a la muerte y que me calmara, que le pediría por mí, para que me dejara en paz. Desde ese día le tengo más respeto a la figura de la santísima. Desde esa vez deje de tener pesadillas y no volví a tener un contacto cercano con ella.

~Eduardo Liñán

MOTEL
Relato anónimo basado en una experiencia real.
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Mi esposo trabaja en Ciudad del Carmen, Campeche. Hace unos días tenía que regresar a su trabajo y me propuso hacer algo distinto para despedirnos, por lo que me propuso irnos a un motel para pasar un momento romántico y salir de la rutina. De tal suerte que ese dia fuimos a dejar a los niños con mi mamá y nos enfilamos hacia un hotel ubicado por la unidad deportiva de Madero llamado “El Yate”, compramos unas bebidas, comida y planeamos pasar un buen momento alejados de cualquier problema. Al llegar nos asignaron la habitación numero 1 y al entrar el lugar me pareció ordenado y limpio. Dispuesto para el sexo. Tenía un Jacuzzi y enseguida pensé en las posibilidades y aprovechar las prestaciones exóticas que nos brindaba el lugar. Mi esposo destapó una botella de vino, brindamos y nos despojamos de la ropa entre besos y caricias comenzando un encuentro romántico que duró hasta entrada la noche. Entre plática y bebida, esperamos otro momento para dar rienda suelta a la pasión, así que me paré al baño y comencé a apagar algunas luces para estar a media luz y tener un ambiente mas romántico. Cerré la puerta del baño y me despojaba de la toalla.

Mi esposo bebía una copa de vino y mientras nos besábamos, ambos vimos como la luz del baño se encendió sola y la puerta que estaba cerrada se abrió lentamente, haciendo un rechinido, enseguida se cerró violentamente. En ese momento la excitación de ambos se tornó en incertidumbre y a mí en lo particular me dio un miedo que no logré superar. Mi esposo se paró para revisar que no hubiera corrientes de aire o ventanas abiertas. No había ninguna. Sin saber que hacer o pensar, se nos enfriaron las ganas y decidimos terminar con el momento y vestirnos para retirarnos del lugar. Nunca le encontramos explicación a esa extraña manifestación.

~Eduardo Liñán

LEER LAS SIGUENTES HISTORIAS:

Relatos de brujas reales
Historias de los mochis
Relatos de espiritus

Mis experiencia en Octubre

Relato enviado por correo

Esta que les contare son algunas experiencias que nos pasaron a mis compañeros de prepa y a mí en los años 2004-2007. Bueno he de mencionar que siempre nos ha gustado las cosas paranormales y extrañas incluso llegamos a ser algo morbosos en esos aspectos.
Todo comienza en el estado de Nayarit un pueblo llamado Guadalupe victoria, otros lo llaman la virocha.

Como era costumbre mis amigos y yo siempre nos gustaba contar historias de terror o contar anécdotas que nos pasaban, debes en cuando nos reuníamos en una casa de nosotros para ver alguna película de terror. He de mencionar que el mes que mas nos gustaba era el de octubre y noviembre por que se llegaban los días de brujas y de muertos, que para esas fechas siempre nos gustaba ir al monte y contar historias de terror frente a una fogata de fuego e incluso llegamos ir al cementerio por las noches de halloween o día de muertos con un videograbadora y una lámpara para ver que podíamos captar, la resolución de la cámara no era muy buena pero para ese tiempo eran pocos los que traían un celular con flash o de alta definición, bueno total que ciertas ocasiones nos llegaron a pasar cosas raras. Para esto entonces era un 31 de octubre día de brujas mis amigos Manuel, Eduardo y yo nos dirigimos al cementerio del pueblo ya alrededor de la media noche, debo aclarar que era mas el miedo en ese momento de toparnos con algún velador que de lo que pudiera ver o pasar dentro del cementerio.

Total que nos armamos de valor y entramos no fue mucho lo que caminamos cuando todos escuchamos un ruido en algún rincón del panteón era como que si alguien había abierto o cerrado alguna gaveta, en ese momento nos quedamos paralizados los tres no sabíamos que fue o que era ese ruido, yo en ese momento no pensé que fuera algo malo o algún fantasma si no que era algún velador que nos había encontrado y nos iba a regañar incluso a demandar, todos nos quedamos esperando que saldría de aquel rincón donde se escucho el ruido, recuerdo que yo traía la cámara, mi amigo Eduardo y Manuel traían unas lámparas de esas de baterías recargables ,cuando de pronto se escucha que viene algo y si, era un perro negro muy grande por cierto, pero lo mas curioso fue que ni siquiera trato de gruñirnos o a ser por atacarnos sin embargo este paso agachado justo enfrente de con nosotros y se perdió entre las tumbas, no lo pudimos grabar ya que yo al pensar que era el velador quien saldría de aquel rincón del panteón puse el lente de la cámara hacia abajo por respeto de aquella persona que saldría supuestamente. Después de eso salimos del panteón un poco asustados pero mas que nada con esa inquietud en nuestras cabezas, que asía un perro dentro de un cementerio a esas horas de la noche?, como pude el a ser ese ruido tan enorme que todos escuchamos? Esas dos preguntas jamás las pudimos resolver. hasta ahora ese perro jamás lo puedo olvidar.

Otra experiencia que nos paso en esas fechas fue cuando mis amigos Manuel, Eduardo y yo nos dirigíamos al puerto de san Blas en mi camioneta ya era de noche alrededor de las 10 pm íbamos con la intención de visitar la famosa contaduría de hay mismo donde se decía que hay asustaban, pues el cual dicha contaduría contaba con un panteón muy antiguo. Bueno les diré que no alcanzamos a llegar pues tan solo a unos kilómetros de llegar al puerto de san Blas justo a media carretera se nos apareció un toro muy enorme y cornudo color negro, sus ojos eran algo rojo y brillaban, no se si era por la luz misma de la camioneta que asían brillar y resaltar aquellos ojos del toro el cual por poco nos mataba pues yo iba a una velocidad algo recio impulsado de la música que traíamos y el ambiente de mis amigos era que iba emocionado por llegar, lo que me salvo ese día que iba yo por el carril contrario cosa que nunca asía pero al ver la carretera sola me dio por a ser algo no común, ir por el carril contrario, no se porque pero eso nos salvo, no se que nos haya pasado si yo hubiese ido por mi carril como debió de ser, no se por que ese toro estaba presente hay. Algunos dirán que es común en los pueblos o ranchos debes en cuando un toro o vaca se escape y ande vagando por la carretera, pero en un puerto como el de san Blas comúnmente no hay ganado, la gente se dedica a la pesca no al bobino.
Una tercera experiencia fue en casa de un amigo ese día pedí permiso a mis padres para poder dormir en casa de un amigo llamado Antoni, total que esa noche no podía faltar mis amigos de siempre Manuel y Eduardo, el plan era pasar una velada contando historias de terror, esta ves no hay mucho que contar solo que esa noche al final de terminar nuestros relatos he historias recuerdo que apagamos las luces para eso entonces nosotros habíamos juntado dos camas para a ser una sola, y a mi me toco dormir en una cama de esas que son de hilillo y que se doblan, que comúnmente se artizaban en los pueblos antes, petates o algo así no recuero bien como se llaman total que ya era pasado de las 12 de la noche cundo apagamos las luces, he de confesar que ese día todos nos acostamos con algo de miedo y ala ves pensativos ya que ese día hablamos el tema acerca de a nuestros padres que no les gustaba para nada la idea que nosotros anduviéramos de fisgones en los cementerios y cosas así, recuerdo my bien que mi abuela y mi padre me decían algún día se les va aparecer algo y van haber… nosotros estando a una edad de adolescencia no asíamos caso a todo eso que nos decían. En fin se llego el momento de apagar las luces para dormir y no tardo mas de tres minutos creo yo cuando muy claro sentí que una mano pasaba por debajo del catre tocando mis pies, se sentía una mano muy grande y ala ves fuerte que agarraba mis pies, en ese momento yo sin pensarlo grite, uno de mis amigos rápidamente prendió el foco ya que le quedaba el apagador muy cercas a un lado de la cama, todos se me quedaron viendo en ves de reírse que comúnmente eso es lo que ase uno cuando a otro le pasan cosas así. En este caso es como que supieran o sospecharan que algo malo andaba por el modo en que grite y mi cara pálida que tenia según ellos relataron, después de tranquilizarme en unos minutos les pude contar lo sucedido, fue así que después de que les conté nadie quiso apagar la luz esa noche durmiendo todos con ese pensamiento en la cabeza, y con ese temor que se fuese a presentar nuevamente, no a mi si no a otro de ellos por desobedecer a nuestros padres y meternos en cosas como profanado tumbas en el cementerio.
Pienso yo que todo aquel que se atreve a buscar mas allá de lo que no debemos, y por ser algo morbosos nos podemos topar con cosas no muy agradables que nos pueden dejar marcados para toda la vida, cosas que no pertenecen a este mundo. Espero contarles mas experiencias muy ´pronto que me han sucedido.

Dejar tus comentarios si este relato estubo bueno ó malo

Mi relato Anonimo agosto 2016

Hola! Quisiera que esto fuera anónimo ya que en mucho tiempo no he visto a las personas que les pasaba esto. De igual manera cambiare los nombres.

Resulta que mi mamá se juntaba mucho con unas vecinas que eran muy amigas, nos llevábamos muy bien hijos y esposos de cada una, nos llevaban a la escuela, se juntaban para festejar, tomaban café, almorzaban, hacían manualidades. (Cuento todo esto para que entiendan porque siempre estábamos juntos). Bueno una de ellas era su amiga lorena tenia dos hijos el mayor alberto y erik el menor de 3 años, su esposo siempre trabaja fueras y normalmente en la casa se quedaban ellos tres.

Llegaron a pasar muchas cosas que nos contaba lorena y otras que mi mamá y sus amigas e incluso nosotros los hijos llegamos a ver… Una vez ellas estaban en casa de lorena tomando café en el porche (la mayoría de las veces siempre estaban ahí porque no le gustaba estar sola en su casa) erik como era el más pequeño se quedaba con ellas mientras todos los demás estaban en el kinder y en la escuela. De repente se empezo a oir muchos ruidos arriba que aventaban cosas, lorena le gritaba a erik, que dejara que hacer eso, se empezaron a escuchar fuerte y le dijeron ve haber que hace erik, lorena solo se quedo parada en las escaleras y le grito desde ahí: -erik ven acá que haces? Pero erik entró a la casa desde el patio corriendo -mande mamá, no supo que decir y todas viendo desde afuera.

Una vez cuando era de madrugada y su esposo estaba ahí, estaban dormidos, lorena se despertó porque escucho que erik estaba llorando y le decía a su esposo ve tu con erik y el decía
-no. ve tu… Total se levanto lorena y entra al cuarto de sus hijos se le puso la piel chinita porque nadie estaba despierto, cerró la puerta y se volvió a escuchar la abrió y sus hijos bien dormidos ni se movían.

En una ocasión mi mamá tenia cita con el pediatra de mi hermano y no me mando a la escuela me quede con lorena, ella nos puso la alberca a mí y a erik, yo no llevaba ropa y me dijo sube y ponte algo de alberto y erik ponte tu el tuyo, erik se cambio y bajo yo lo veía por la ventana de arriba que daba al patio, mientras me cambiaba se escucho un juguete de erik que se prendió solo, lo que no era normal porque tu tienes que abrir el juguete para que empieze hablar, y tu le preguntas y el te contesta parecía que le preguntaban cosas del juego y el juguete respondía, me dio mucho miedo y me baje rápido.

Algo que nos contó también, fue que un día de lluvia en la noche se habia ido la luz en la colonia, lorena estaba en el comedor, esté esta bajando las escaleras, alberto estaba haciendo la tarea en la mesa con velas y erik en el primer escalón jugando con un peluche de repente se caen las canicas de alberto por las escaleras, los dos se pararon de la mesa y erik seguía sentado sin moverse y lorena le dijo quítate de ahí y él le dijo: “no te asustes mamá es el niño.”

Con todas las cosas que nos contaba lorena ya casi no queríamos ir a su casa pero a ella le daba mucho miedo estar ahí sola cuando no estaba su esposo, entonces seguimos yendo a su casa. Otra cosa que pasó fue que todas estaban en el porche haciendo una manualidad y erik estaba jugando ahí enfrente donde habia un parque, entonces ellas ocupaban fieltro y lorena lo tenia guardado arriba, nadie quería ir total fue mi mamá, dice que iba subiendo por las escaleras y estaba la tele encendida, rápido agarro el fieltro y se bajó cuando ya bajaba se escucho que le dijeron “mami,” salió toda asustada. Mi mamá le contó a mi papá, en ese entonces él no creía en eso y decía que él iba ir a ver si era cierto.

Fue un dia y cuando subía las escaleras dice que él sentía muchos escalofrios y entro al cuarto de los niños y cuando estaba viendo todo se abrió la regadera del baño, fue poquito no fue mucho pero dice que fue a cerrarla y ya iba abajo cuando se abrió un poco más fue a ver y a cerrarla, dice que cuando ya iba en las escaleras sentía como si alguien lo estaba viendo pero ya no volteo hacia atrás.

Pasaban los días en la casa se escuchaban cosas que se caían. Un día lorena dijo vamos a la casa de otra amiga era ya mucho su miedo que ya no quería estar ahí, decía que erik se la pasaba hablando solo que ya no quería jugar con su hermano alberto porque se la pasaba jugando con “el niño”. Total un día lorena regaño a erik que ya no jugara con el niño, que jugara con su hermano y empezaron a jugar, lorena preparaba la comida abajo en la cocina y los escuchaba correr arriba jugaban a las escondidas, alberto empezó a contar porque era su turno, erik salió a esconderse, termino de contar y encontró a erik escondido en el baño cuando alberto le dice gane sigues tu le dice erik: nooo! Todavía falta el niño, alberto le dijo: ya vas a empezar erik y él le dijo: de que? Mira te digo donde esta, esta abajo de la cama ven ven, alberto con cara de susto le dijo: -ya erik le diré a mi mamá y él le dice: -no ven, solo quiere que lo encuentres también a él, y que lo agarró de la mano hizo que se pusiera
de rodillas y erik levanto la colcha de la cama erik grito: -mira mira ahí esta correle correle alberto ganale, alberto salio corriendo con lorena abajo llorando y diciéndole que erik lo habia asustado con el niño.

Era ya mucha su desesperación de lorena que lo regaño y ese dia se quedo dormido. Pero eso no fue lo peor una noche veían la televisión, alberto se quedo dormido en el sillón y lorena también se estaba quedando dormida en el sillón con un brazo extendido y la otra en la cabeza y erik seguía jugando en una mesita de la sala y lorena le dijo: erik ven a dormirte aquí conmigo y él le dijo:
– no mami
– si ven ya ven a dormir y él le grita: -No mami voy aplastar al niño y le dice lorena cual niño erik ya ven y empezó a llorar y a decir: no mami voy aplastar al niño mami deberás.

Fue cuando lorena ya muy desesperada no quería estar ahí hablo con su esposo para su suerte a su esposo le ofrecían un trabajo mejor y ya no tendría que salir fueras, el señor acepto y se tendrian que cambiar de casa. Nos puso triste pero sabíamos que les iría muy bien. Empezaron hacer maletas cajas con sus cosas el camión llegaria en esos días toda su casa ya estaba sola, nos fuimos a despedir de ella. Se fueron y cabo de unos meses ya no íbamos de aquel lado de la colonia, si no que un día fue el único día que nos han venido a visitar erik ya en el kinder. Lorena dijo que quería ir a ver donde vivían pasamos por la calle y el parque y para nuestra sopresa de todos, en esa casa hicieron una guardería.

Erik la vio y dijo -mami porque hay juegos y le dijimos es que ya es una escuelita. Y en la pared de la casa hicieron un dibujo que abarca toda la pared de un niño y una niña jugando erik cuando lo vio dijo: -mira mami mira es él y le dijimos él quien y dice “el niño” mi amigo… Nos quedamos en silencio todos. Ya no nos han visitado y espero verlos muy pronto.

El niño nunca fue malo siempre jugaba o cuidaba de los tres. Nosotros ahora decimos que él ahora es feliz porque tiene más amigos. Pero nunca sabremos porque ese niño estaba ahí en esa casa.
Espero les guste y no le halla aburrido.

Mis experiencias paranormales

Anónimo Porfavor..
Desde que recuerdo casi siempre he tenido experiencias que mi lógica no ha podido explicar la mayoría de estas experiencias no me han dado miedo pues han sido buenas como el poder comunicarme con gente ya fallecida de mi familia aclaro que no soy espiritista, ni se leer cartas ni me dedico a nada relacionado con estos temas pero tampoco soy indiferente se que existen por lo que he experimentado…
Para no hacer largo este relato trataré de ser breve contando sólo algunos sucesos que me han pasado cuando yo tenía como 9 años vivía en una casa de infonavit allá en escobedo era una colonia que recién habían construido al frente de las vías del tren era una noche ya dormida me desperté por la madrugada me senté en mi cama y vi hacia el mueble de la televisión y vi una sombra de un hombre alto vestido de negro con sombrero recargado en el mueble y ni me pude confundir con nada ya que ese mueble es alumbrado con la luz mercurial ya que mi cuarto daba hacia la calle y por la ventana entraba la luz y no pudo ser mi papá por que en ese entonces el había salido de viaje …
Otra de estas es que un día platicando con mi mamá y mis hermanas sobre la muerte me preguntaron que si yo le tenía miedo a morir a lo que yo muy segura dije que no que era algo muy normal pero nunca me burle ni dije nada indebido esa misma noche cuando me fui a dormir en un momento que voltee a ver la puerta de la recámara (que siempre dejó abierta) vi claramente una niña como de 7 u 8 años vestida de blanco viendo hacia mi cama me acomodo para acostarme pensando que a lo mejor era mi imaginación cuando de repente siento que me están ahorcando siento sus manos sobre mi cuello no recuerdo exactamente si me puse a rezar o cual fue el motivo por el que dejó de hacerlo y se fue…
Poco después llegó el tiempo en que me casé y sigo teniendo más seguido este tipo de experiencias..
Otra de ellas es que una noche ya al estar acostada me doy la vuelta para acomodarme y de repente al lado de mi cama veo claramente a dos niños un niño y una niña el niño como de unos 8 años y la niña de 5 el niño detrás de la niña la abrazaba y así los dos me miraban fijamente igual no pude hablar y sólo cerré los ojos y desaparecieron luego de ese suceso otra noche volvió a aparecerse solamente la niña pero esta ves en la puerta de mi cuarto que da a los pies de mi cama vuelvo a verla parada viéndome pero esta vez empezó a hablarme al oído susurrándome demasiadas cosas a la vez no le entendí nada ni una sola palabra hablaba demasiado rápido lo peor de todo es que yo la seguía viendo a los pies de mi cama y su voz estaba en mi oído muy cerca está vez si me dio muchísimo miedo y lo único que hice fue decirle o gritarle que no la iba a escuchar que se fuera que no la quería escuchar repetí eso no se cuantas veces hasta que desapareció…

Tambien te puede interesar:

Historias pequeñas de terror
Historias diabolicas
Leyendas de durango

Pasaron unos días de esto y no le conté nada a mi esposo pensando que no me creería y una mañana se despierta muy asustado diciendo que no podía dormir que sentía que alguien lo observaba y que al darse la vuelta en la cama vio a una niña y que se asustó mucho y que se le fue el sueño entonces comprendí que lo yo veía si era realidad..
Estos son sólo algunos sucesos que me han pasado después contaré más por que creo que me extendí demasiado…..

El Amigo Imaginario

MUCHOS SON LOS QUE PIENSAN QUE LOS AMIGOS IMAGINARIOS ESTÁN SOLO EN LA MENTE DE LOS NIÑOS, ESTÁN LEJOS DE ESO, PUES PUEDEN SER PERTURBACIONES DE ENTES DE DISTINTAS NATURALEZAS.

El amigo Alberto Ferrer (Beto) nos cuenta una escalofriante historia.

A MI SOBRINITA LA MATÓ SU AMIGO IMAGINARIO
Nunca olvidaré esta experiencia, ni su rostro angelical que me pidió ayuda.

Yo crecí en la casa de mi abuela paterna en La Pastora, era una casa grande con patio interno. Cuándo mi hermana tenía 10 años mi mamá quedó accidentalmente embarazada de mí y cuando cumplió sus 15 años la dejaron tener novio y le hicieron una gran fiesta en la vieja casa. Se había puesto muy bonita y a los pocos meses se casó y yo llevé los anillos, al parecer estaba embarazada, así que siendo muy jóvenes se quedaron a vivir con nosotros.


Nació una niña bellísima, catirita y con los ojos azules como los de mi abuela, super inteligente y llamativa, yo jugaba con ella, la protegía, pero después que cumplió 4 años comenzó a jugar con “Sombrita”, hablaba sola, se reía y se miraba mucho en el espejo. Nunca pude ver a su amigo, solo una sombra que se deslizaba furtiva y silenciosa.
Así que la llevaron a un sicólogo infantil quien dijo que eso era normal y que se le pasaría cuando entrara en la escuela, porque tan solo era un amigo imaginario. Bueno aquello se volvió tan cotidiano que invitábamos a Sombrita a comer a la mesa, que jugara en el cuarto, hasta se iba hasta de vacaciones con nosotros.

Todo estaba bien hasta que Raquelita, una niña dulce se convirtió en amargada, comenzó a decir groserías, no hacía caso y de repente se ponía a jugar cosas raras, sobre todo el juego de las escaleras porque Sombrita se lo enseñaba, y así hablaba de cosas que no eran para su edad, y me culpaban, pero ella insistía y les aclaraba que no era su tío Betico.
Lo más espantoso era que este ser comenzó aparecer en forma fugaz en las fotografías, reflejos de ventanas y espejos, pero nadie me creía hasta que la niña comenzó asustarse y confesó que Sombrita le decía que no me quisiera.
Mi abuela buscó a una rezandera quien dijo que le volvieran a echar el agua porque se había alejado su Ángel de la Guarda, y es a partir de allí que ese amigo imaginario se volvió violento, activaba la tele, apaga y encendía las luces, abría los chorros y lo mas escalofriante es que movía y escondía los juguetes. La niña se molestó con su amigo imaginario y comenzaron aparecerle moretones, yo veía como le alaba el cabello, cuando se escondía debajo de la cama y no la dejaba dormir. Mi hermana harta de tanta cosa rara buscó alquiler y decidió mudarse.
Esa tarde Raquelita estaba guardando sus juguetes y comenzó a gritar, salimos corriendo, venía bajando por las escaleras, vi una sombra que la perseguía y la empujó, cuando cayó junto a nosotros ya estaba muerta, se había desnucado.
Recuerdo bien que la metieron en un urnita blanca y la vistieron de angelito, nunca pude olvidar a Raquelita, porque noche tras noche viene a visitarme tomada de la mano de su amigo imaginario, una sombra oscura con ojos brillantes que se la llevó.
La gente no sabe que a veces esos amigos imaginarios pueden ser espíritus que se tornan peligrosos cuando los niños no quieren hacer lo que ellos dicen.

Hola soy el Diablo

Buen dia

Mi historia es acerca de la casa de mi abuela vivía en una vecindad donde ella era la dueña estaba ubicada en la vieja colonia Industrial que estaba a 1 cuadra de la estación del ferrocarril rentaba los cuartos al rededor del patio central donde seguido se veía lumbre en las noches sin razon o explicacion alguna.

En ese patio también habia un hoyo muy grande con una tapa de acero decia mi abuela que era un túnel que pasaba por debajo de gran parte de la ciudad incluso por debajo de la estación del tren, en esa vecindad ahí pasaban muchas cosas estaba a una cuadra de la escuela primaria ” Revolución” que fue cerrada ya hace muchos años, mi abuela vivía en la casona grande y nosotros en las casas de medio tamaño, habia un árbol en el centro del patio y ahí recuerdo que se aparecia una mujer vestida de blanco yo era muy niña y nunca me ha espantado lo paranormal ya que desde pequeña veía sombras y gente que desaparecìa y para mi era normal, recuerdo que tenia un cuarto en la planta alta de su casa que al pasar por la entrada que eran unas escaleras se sentia un escalofrio que te paralizaba, yo seguido escuchaba que me llamaban de arriba en ese cuarto pero cuando eso pasaba no subìa sentía algo extraño una fuerza muy grande y negativa que invadía mi cuerpo, en ese cuarto habia un closet donde se sentía escalofrío al abrirlo en ese cuarto en una ocasión a mi tio el mas joven y descarriado de los hijos de mi abuela llego del trabajo y se recostó en una cama que habia ahi,cerro los ojos y de pronto empezó a surgir un olor extraño, se percató de ello y entre abrió los ojos y cual fue su sorpresa que vio a un hombre parado a un lado de la cama cuenta que era extremadamente guapo y vestía un traje sumamente elegante, mi tío sorprendido le pregunto.
-y tu quien eres como entraste, quien te dejo entrar a la casa-?

Al cual el hombre le contesto -no te asustes yo soy el diablo y vengo a ofrecerte un trato, te he observado desde hace tiempo y quisiera que seas parte de mi gente-

Mi tío incrédulo le dijo -no vengas con esa clase de juego quien eres y a que entraste a mi casa?

El apuesto y elegante señor le dijo -no juego Francisco- (nombre de mi tio) y entonces empezó a cambiar su figura la cual parecía entre animal y hombre tenia cuerpo de hombre pero sus piernas eran diferentes no tenia ropa y su cuerpo era entre pelo color cobrizo y poseía unos ojos muy brillantes y una mirada muy penetrante, fue cuando entonces mi tío reaccionó y le dijo que se fuera que el no estaba interesado en ningun trato, le dijo que dios padre le daba lo necesario y no necesitaba mas cuando mencionò a dios la figura se esfumó y mi tìo salio corriendo de la habitación y nos contó a mi abuela, a mi mama y mis hermanos lo que le acababa de suceder, mi mama se asusto mucho era algo miedosa y mi abuela solo se quedo pensando sin decir nada. Con el tiempo murio mi abuelo y despues mi abuela en esa misma casa aun existe esa vecindad pero ya no vivimos ahí es muy antigua esa colonia asi que todos mis tios y nosotros nos movimos y jamas volvimos.

Los ruidos extraños

Hola, si lo publican que sea anónimo por favor.
Les cuento, Cuando yo tenía 5 años, mis padres mi hermano de meses y yo nos mudamos a Guadalupe, el primer año estuvo todo normal, pero cuando yo cumplí 7 años comencé a escuchar que me llamaban y bajaba corriendo con mi mamá y me decía que ella no había sido.

Unos meses después que comenzó eso, mis juguetes comenzaron a amanecer tirados y se comenzaron a escuchar ruidos en la cocina y a veces hasta nos cerraban las puertas, mi mamá comenzó a soñar cosas extrañas (las cuales no se, pues nunca me las quiso platicar) así paso un tiempo y despues se calmaron un rato las cosas.

Para cuando yo tenía 9 años y mi hermano 4 volvió a suceder cosas extrañas esta vez, mi hermano asomándose a la escalera comenzó a gritar de la nada “quien eres tu?” “que haces aquí?” “por que me miras así”?

Después de unos días que sucedió eso, una vecina mía vino a jugar a mi casa, estábamos en un cuarto que da justo hacia la escalera, con la puerta entre abierta estábamos brincando en la cama cuando de repente mi amiga se queda como en shock y pálida (yo le daba la espalda a la puerta) le pregunte que pasaba y solo me señalo la puerta, y solo alcancé a ver una sombra como de un señor muy alto que desapareció.

Como unos 6 meses despues mi mamá todos los días me decía que si algo le pasaba que le prometiera que iba a cuidar a mi hermano, yo le decía que no dijera eso y solo me hacía prometerlo, para cuando cumplí 10, a mi mamá le detectaron cancer en etapa terminal, (hasta la fecha sigo pensando que soño algo y es por eso que desde mucho tiempo antes me comenzó a decir lo de mi hermano) y para cuando tenia 11 falleció de dicha enfermedad. Ahora con 17 años, estoy soñando cosas que son muy extrañas a veces solo sueño que estoy como en un desierto a oscuras, y cada vez que despierto veo algo que baja rápidamente las escaleras (mi cuarto es el que da hacia ellas) y ultimamente mi cachorro en las madrugadas de despierta aullando hacia las escaleras y la verdad esto ya me esta espantando mucho.
Gracias por leer todo esto.

La noches de miedo

Una noche en 2005, cuando yo estaba dormida y mi bebé en su moisés a los pies de mi cama, sentí que alguien me miraba y cuando desperté vi a alguien observándome, era una mujer de pelo corto que me miraba con una expresión de enojo, en ese momento yo cerré los ojos y no me podía mover, sólo pensé en levantarme por mi hijo pero no pude, el miedo me paralizo, no pude ni siquiera mover a mi esposo para despertarlo.

A partir de esa noche sucedieron cosas extrañas en mi casa, la luz del baño se prendía a media noche, la luz de la cocina y la licuadora también se prendían.

La mayoría de las noches tenía pesadillas donde veía a una mujer regañando a mi hijo y casualmente el llanto de mi niño me despertaba para que yo me dirigiera al cuarto por él, pero sentía mucho miedo.

Así pasó casi un año. Varias noches encontraba a mi hijo llorando y lo veía como pegándole a la pared que estaba junto a su cuna, el decía “no, no”, lloraba y manoteaba a la pared, era como si alguien lo jalara y él forcejeaba, esa escena me daba mucho miedo. Así que lo cargaba y me lo llevaba rápidamente.

Un día mi hermana se quedó en mi casa a dormir y ella y su esposo se durmieron en el cuarto de mi hijo y al otro día en la mañana, mi cuñado me dijo que cuando salió del cuarto quiso volver a entrar pero vio a alguien sentado en la silla que estaba ahí adentro así que pensó que era alguna visita mía y se retiró pero le comenté que no había nadie más en la casa.

Inmediatamente sentí un miedo terrible, no sabía qué hacer, no podía ni moverme y mi hijo me abrazaba muy asustado y decía: ahí má ahí ta. Le pregunté en dónde y me llevó a su cuarto, no quería entrar y me señaló la pared, la misma pared que él manoteaba en las madrugadas, sentí un escalofrío en todo mi cuerpo pero entré al cuarto y hablé fuerte muy fuerte dije: ¡quien quiera que seas no tienes permitido estar aquí, vete, no te permito estar en mi casa, no hay nada aquí para ti, vete!

Mientras gritaba, mi hijo estaba escondido debajo de su mesa de juguetes, recé un salmo de la Biblia y me salí de la habitación.

Esa ocasión fue la última vez que sentí esa presencia en mi casa.
Guadalupe R.

El cuadro maldito 66

Hola, quisiera contar una historia que le sucedió a un amigo hace poco tiempo y que sea anónima por favor.

Mi amigo acaba de mudarse de casa junto con toda su familia, la casa que tenían la pusieron en renta, resulta que este cambio se debe a una serie de hechos muy feos que les pasaban en su propia casa y no aguantaron más. La familia de mi amigo era muy unida y vivían muy felices y tranquilos, su papá viajaba constantemente por cuestiones de negocios y ellos eran muy devotos de la Iglesia y de los santos también.

Una vez el papá de mi amigo fue a Santiago de Chile y cuando regresó trajo un cuadro muy grande de una iglesia de allá; el cuadro era de una monja muy famosa en ese país llamada Laura Vicuña, y a toda la familia le pareció un cuadro muy hermoso y decidieron colocarlo en la entrada de su casa y bueno ya pasado el tiempo me cuenta mi amigo que comenzaron a pasar cosas muy extrañas dentro de la casa, lo primero que veían eran sombras de personas, sombras oscuras, y la casa de ellos tenia muchisimos espejos entonces me cuenta mi amigo y en el reflejo del espejo se veían caras muy feas que a los pocos segundos desaparecen.

Me cuenta que una de las cosas mas feas que les paso es que la hermana de mi amigo estaba en su cuarto entonces cuando volteo al espejo vio una sombra y ella comenzó a gritar y al instante el cuadro de la Monja se cayó al suelo y todos se quedaron pasmados, también ellos tenian una tienda en el primer piso de su casa y comentan que siempre la apagaban cuando iban a dormir y al despertar estaba totalmente encendida.

Pero aquí viene lo peor, los hechos misteriosos que ocurrian no fueron nada comparados con lo que paso después, resulta que la hermana de mi amigo comenzó a enfermarse, a contraer muchos virus y por más que la llevaban a diferentes hospitales nadie les decía que era y así se la pasaron mucho tiempo mientras que la chica empeoraba muchisimo, despues de cierto tiempo le detectaron una bacteria en el cerebro y con ello cientos de problemas le brotaron a ella, bajo alrededor de 30 kg (ella era gordita) y la supuesta bacteria le estaba afectando muchísimo hasta el punto de caer en silla de ruedas y no poder hablar, solo balbuceaba como si fuera una bebé en todos los sentidos, estaba muy mal y su enfermedad era muy grave pero los médicos no se explicaban el porque de esos padecimientos y hasta la fecha no han podido saber el nombre exacto de su enfermedad.

La mamá de mi amigo desesperada de que los médicos no supieran que hacer, ella acudió con su cuñada la cual lee las cartas, hace limpias y me cuenta mi amigo que predice algunas cosas entonces le dijo que en su casa habia una fuerza muy negativa, que habia una especie de maldición donde espíritus malignos querian hacer daño a los que habitaban la casa, la señora visitó la casa y comentaba que se sentía un ambiente muy tenso,ella lograba ver también las sombras y escuchar ruidos sin embargo la familia nunca se puso a pensar que el cuadro de una monja podria ser el causante de sus desgracias, entonces la mamá se puso a pensar que todos los hechos misteriosos comenzaron desde que ese cuadro estaba colgado ahi y que varias veces se habia caido cuando hacian oraciones (la familia hace oraciones para todo) la señora le sugirió que lo regalaran para ver que pasaba. Entonces la familia decidió donarlo al colegio que estaba mi amigo el cual tenia el nombre de Laura Vicuña, y casualmente después de ciertos meses en el colegio también se empezaron a ver sombras y escuchar ruidos,el cuadro estaba en la dirección del colegio y comentan que se llego a caer varias veces, y bueno ya no supimos si el cuadro lo siguen conservando, pero la familia seguía viendo sombras, ruidos, escuchaban risas burlonas y la hermana seguía en el hospital y empeorando.

La familia decidió mudarse de la casa, hace apenas algunos meses, y después de eso la hermana de mi amigo comenzo a mejor poco a poco, dejo la silla de ruedas, subio de peso, sin embargo sigue estando enferma y poco a poco esta recuperando el habla. La familia llegó a la conclusión que ese cuadro esta maldito, ahora en su nueva casa ya no han visto nada misterioso. Aqui te dejo una foto de la monja Laura Vicuña