Archivo de la categoría: Uncategorized

LA PROMESA – Relato basado en hechos reales

LA PROMESA (#410 – 03/08/2017)
Relato basado en hechos reales contado por Nita Xtillo
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Espinazo, Nuevo León 1930. José Fidencio Constantino Sintora mejor conocido como el niño Fidencio había ganado notoriedad a lo largo del país como un “iluminado” que sanaba a la gente con medicina “invisible” y mucha gente visitaba este lugar con la esperanza de la sanación a males de diversa índole. Con el paso del tiempo el poblado fue creciendo y se volvió centro de peregrinación que congregaba a miles de personas que buscaban un milagro realizado por el “niño”. Mucha gente aprovechando el momento se estableció en el pueblo realizando diversas actividades comerciales como vendimia de objetos esotéricos, servicios para las personas o comida. Una de estos emprendedores era una señora conocida en ese lugar como “La chata”.

Ella tenía una fonda de comidas en las que atendía a los visitantes de Espinazo. Era una mujer madura y amable, siempre con una sonrisa y dispuesta para el servicio. Durante casi todo el día preparaba alimentos en compañía de otras mujeres que le ayudaban en la preparación, Todo el día estaba lleno en la fonda de “Doña Chata” el cual era un techado de madera cuyas mesas eran tablones y banquitos hechos con huacales de tomates, cuyo piso era de tierra y al entrar olía a aceite viejo y sopa de fideos con frijoles que era lo que comúnmente servía en su fondita todos los días acompañado de un guisado de carne o puerco y un vaso de agua de frutas, preparados en una rustica cocina hecha de adobes y olla tiznadas por la leña. Todo parecía prospero en la fonda; pero doña Chata tenía una tribulación que pocos conocían.

La Chata tenía una hija adolescente, que comenzó a enfermar continuamente. Ella le ayudaba en la fonda y era muy bonita, Su belleza era reconocida por los comensales y algunos de ellos la cortejaban sin éxito, ya que siempre estaba bajo el ojo vigilante de su madre. La primera vez que enfermó pudo subsanar la aflicción; pero cada vez era más constante el hecho de cayera en cama por cualquier cambio en el clima o por algo que comía, su salud y su aspecto comenzó a decaer notablemente y aquella belleza juvenil de pronto se tornó pálida y marchita. Su angelical rostro ahora era un reflejo ojeroso de los males que la aquejaban, al igual que su cuerpo cada vez más delgado por los vómitos y la deshidratación. La señora no reparó en darle vitaminas, remedios herbolarios y caseros que le recomendaban los viajeros, nada de eso funcionada y la salud de su hija cada vez era más preocupante, ya que los médicos incapaces de aliviarla solo le daban medicinas para atenuar los síntomas; pero no remediar el problema que hasta ese momento desconocían.

Cierto día llego una gran peregrinación al pueblo de Espinazo, un gran tren de pasajeros llegó atestado de gente que buscaba las bendiciones y los favores del niño Fidencio y como era de esperarse la fonda de Doña Chata se vio atiborrada de gente hambrienta. No hubo un momento de descanso ese día y seria ya de madrugada que al fin pudieron cerrar la cocina al irse el último cliente a pernoctar en las calles. Todas las mujeres estaban rendidas y decidieron entonces dormir en el techado, por lo que acomodaron petates al fondo de la cocina, que era el único lugar que tenía un piso de madera. Después de acomodarse tanto ella como su hija, las demás mujeres cayeron en un instante en un sueño profundo y comenzaron a roncar. Mientras que Chata, pensaba en lo que daría de comer por la mañana, poco a poco comenzó a tener pesadez en sus ojos y la somnolencia llegó a ella en breves instantes. Apenas iba a quedarse profundamente dormida cuando notó que algo pesado cayó en el piso de tierra de la fonda e hizo retumbar el suelo, alertada abrió los ojos para ver de dónde había provenido el ruido y estaba todo obscuro, sin embargo sus sentidos se alertaron al darse cuenta de algo escalofriante.
El petate de su hija era arrastrado lentamente hacia la calle, era la sombra de algo que estaba de pie frente a ellas, era completamente negra y la luz de la luna que iluminaba el interior y la calle no se reflejaba en ella, por lo que el horror invadió cada fibra de Chata. Su rostro y su boca paralizada por el miedo se relajó para emitir con una voz entrecortada unas preguntas:

—¿Quién eres?¿Qué quieres?

Luego de decir esto último la sombra se detuvo y el lento arrastrar del petate dejo de romper el silencio. El corazón de Chata latía de una manera tal que sintió que se le salía del pecho al ver que la sombra comenzó a caminar hacia la salida del tejaban. La mujer quedó en un estado de shock durante un buen rato y después de recuperar el aliento, lloró desconsoladamente abrazando a su hija, y mientras pasaban los minutos se quedó profundamente dormida. Por la mañana se despertó alertada al sentir que una de sus ayudantes la movía para que se incorporase. Luego de pensar en lo que había pasado durante la madrugada revisó a su hija y seguía igual de enferma. Sin demora dejó encargada la fonda y se fue a buscar a un curandero amigo de ella, al cual le contó la experiencia de la sombra y su intento por llevarse a su hija.
Luego de hacerle una limpia y preparar algunos conjuros con piedra alumbre y copal pudo determinar algo que no era muy comprensible para Chata y le dijo con mucha seriedad a la mujer luego de jalarle al cigarro que tenia encendido entre los labios.

— Tú hiciste una promesa Chata, una promesa que no has cumplido, ese espíritu que vino anoche a tu casa vino a reclamar algo que no has dado, de tal suerte que se quiere llevar a tu hija en pago. Veo que prometiste flores y oraciones en una tumba y no las llevaste. Hasta que tu no pagues ese juramento, el espíritu que merodea tu casa se llevará tu flor más preciada, haz esto que te digo: en el umbral de la entrada coloca un frasco grande con agua y cambia de lugar con tu hija en la noche y dile al espíritu lo que te voy a escribir.

Al salir de jacal del curandero, Chata venia pensativa. No recordaba haber hecho alguna promesa a ningún muerto o persona; pero le inquietaba mas el hecho de que aquello se cobrara con la vida de su hija, en el pueblo era común ver o sentir esas apariciones, toda la comunidad estaba cargada de una energía mística que pocos comprendían y todo emanaba del niño Fidencio. Casi al llegar a la fonda una corriente helada la alertó y de pronto recordó quedándose sorprendida y gritó para sí misma:

“Mal haya sea la comadre Reyna…”

Entonces a su mente la invadió un recuerdo. Cuando recién había llegado a Espinazo, llegó acompañada de su comadre Reyna Hernández. Ambas habían arribado al pueblo con la promesa de trabajo y un futuro esperanzador, sin embargo ninguna de esas cosas les tocó en suerte y tuvieron que trabajar en lo que fuera para sobrevivir. En una plática y luego de una larga jornada de trabajo en unos comederos, la comadre Reyna agobiada por todo lo que estaban pasando y sintiéndose enferma le pidió encarecidamente Chata que si ella moría antes, le llevara un ramo de rosas blancas a su tumba y le rezara unas oraciones para el descanso de su alma. Chata adormilada por el cansancio respondió un “si” sin escuchar del todo a la comadre. Pasó el tiempo y Reyna se enamoró y se casó con un peregrino, se fue con él a Saltillo. Luego de despedirse, nunca más la volvió a ver o a saber de ella.

Luego de pensar en esto último Chata intuyó que la comadre había muerto y regresado del mas allá a hacerle cumplir la promesa que le había hecho años atrás. Al caer la noche y luego de cerrar la fonda. Chata hizo lo que el curandero le ordenó y colocó el agua en la entrada y cambió de lugar con su hija que apenas se daba cuenta de lo que hacía su madre por lo enferma que estaba. Espero ansiosa a que el espíritu de la comadre apareciera durante la madrugada y así fue. Los ladridos frenéticos de los perros seguido de un vientecillo que movía las hojas de los arboles, le anuncio que el ánima de la comadre había llegado.

Sintió un frio de muerte y el corazón comenzó a latirle aceleradamente en tanto sentía como el petate en donde descansaba se movía lentamente hacia el umbral de la puerta. Sin querer abrir los ojos, los apretó fuertemente y tomó valor para gritarle al espíritu

—Comadre, se a que has venido, por esto te digo que te llevaré tus flores y tus oraciones, descansa y déjanos descansar en paz. —Exclamó Chata.

El silencio era sepulcral; pero las sensaciones que Chata percibió fueron perturbadoras, una sensación de frío inundaba su rostro, pensando que quizás el espíritu estaba cara a cara con ella, empezó a temblar y apretar fuertemente sus manos esperando lo peor. Luego de un rato escuchó como una voz de ultratumba sonaba cerca de su oído al tiempo que le decía:

“Es una promesa…”

Luego de esto, comenzó a sentir calor de nuevo y el sonido de los ladridos y el viento ya no se escucharon más. Pensando que el ánima de su comadre se había ido abrió los ojos solo para verse rodeada de obscuridad y acompañada por su hija, la cual dormía profundamente. Notó extrañada que el frasco de agua que había dejado en la puerta burbujeaba y al acercarse se percató que este estaba hirviendo como si lo hubieran puesto en la lumbre. Respiró profundo y sintió una gran alivio al verse sola con su hija, el ambiente estaba tranquilo y se acostó para agarrar el sueño.

Al llegar la mañana lo primero que hizo fue encargar a su hija y a la fonda a sus ayudantes y tomó el tren con rumbo a Saltillo para buscar a su comadre Reyna. Al llegar preguntó por varios lados por la mujer y en efecto se enteró que tenía dos meses de haber muerto y que su cuerpo había sido enterrado en el panteón. Al llegar llevaba un gran ramo de rosas blancas y las aventó en el montón de tierra empalmada donde estaba enterrada la comadre al tiempo que decía:

“Ahí están tus pinches flores comadre. Espero que ahora si puedas y nos dejes descansar…”

Luego de hacer oración y despedirse de la comadre Reyna regresó a Espinazo y para su sorpresa, su hija estaba comiendo con gran prestancia, algo inusual; pero se veía mejorada y sus mejillas tenían color. Con el tiempo sus males raros fueron desapareciendo y la comadre nunca más hizo promesas que no podía cumplir.

Derechos de contenido reservados – Eduardo Liñán © 2017. DALE LIKE Y COMPARTE

Leyendas de Nuevo León Venganza

VENGANZA
Relato basado en leyendas locales y sucesos reales del estado de Nuevo León.
Escrito y Adaptado por EDUARDO LIÑAN

Linares, Nuevo León, México. Era una mañana soleada y Doña Bertha Elizalde preparaba el desayuno para su esposo Don Marcelo Elizalde. Había hecho unas migas con huevo y fritado unos frijoles del día anterior. Mientras colaba el café, su viejo esposo le daba de comer a las gallinas y los cerdos que tenían en el patio de su casa. La propiedad era grande y el terreno lo habían heredado de la mamá de doña Bertha, hacía muchos años. Vivían solos, sus hijos habían muerto meses atrás al ser levantados y asesinados por el crimen organizado, muy a su pesar sabían que sus hijos habían andado en malos pasos y su cruel destino fue producto de sus malas decisiones.

La casa, sus animales y los recuerdos que colgaban de las paredes era todo lo que les quedaba. A pesar de su soledad eran felices y se tenían uno a al otro, casi 50 años de feliz matrimonio lo confirmaban y esa mañana como todas la mañanas era la misma rutina y el mismo desayuno. Por la tarde irían a comprar víveres a una tienda local y alimento para sus animales. En eso pensaba Doña Bertha cuando entró de improviso su esposo, estaba agobiado por el calor y se bebió un vaso de limonada, en tanto se sentaba en la mesa y comenzó a hojear el periódico. La señora le sirvió el café y mientras le colocaba el azúcar, el señor se acordó que no había alimentado a “Chelelo” un viejo pitbull que había sido de su hijo y le tenía mucho aprecio.

Doña Bertha le terminó de servir las migas y los frijoles, indicándole que ella lo haría, así que tomó la comida del perro y salió a un cobertizo donde estaba la casita del can. Mientras jugaba con él, escuchó que a lo lejos se acercaban unos vehículos. Eran varias camionetas de modelo reciente que se estacionaron afuera de su propiedad; de ellos se bajaron varios hombres, unos bien vestidos con uniformes bordados de algunas compañías y logos del gobierno, además de varios líderes ejidales, cuyo aspecto rememoraba a aquellos jefes mafiosos de antaño. Mientras discutían entre ellos, algunos tomaban fotos de la propiedad, otros tomaban medidas y otros hablaban sobre donde colocarían una estación de gas y servicio para los ejidatarios y sus ostentosas camionetas.

Doña Bertha mirando toda aquella escena con extrañeza, con pequeños pasos se acercó a los que parecían ser los líderes de aquella multitud y con una voz tranquila les preguntó que se les ofrecía. Aquellos hombres haciendo alarde de su prepotencia y mirando con desprecio a la frágil anciana le dijeron que venían a tomar posesión de la propiedad ya que uno de sus hijos había empeñado su palabra y los terrenos para pedir un dinero que se les debía, con su muerte la deuda no había sido saldada y venían a reclamar los terrenos, de tal suerte que tenía que firmar unos documentos para que les dieran una compensación y cederles los derechos.

La señora no era fácil de disuadir ni amedrentar, se plantó frente a ellos y sabiendo que todo era una argucia para despojarla a ella y su marido de la propiedad, les dijo que las deudas de su hijo se las había llevado a la tumba y que no firmaría nada, que le hicieran como quisieran. Los hombres burlándose se dieron la media vuelta y algunos otros comenzaron a entrar en la propiedad, cuando esto sucedió, Doña Bertha corrió a la casa mientras “Chelelo” ladraba frenéticamente al ver a los intrusos en el terreno.

Pasaron unos minutos y abriendo la puerta de la cocina violentamente salió Don Marcelo con rostro iracundo, armado con un machete, profiriendo insultos a diestra y siniestra; el odio que había en sus ojos y su puño blandiendo el machete de forma amenazadora, hizo que los hombres salieran rápidamente del terreno y se pusieran alerta. El anciano desató al perro y este corrió a la cerca para ladrarles. Se acercó y amenazó a todos diciendo que cualquiera que cruzara lo mataría sin tentarse el corazón. El contingente sorprendido lo miró y se dieron cuenta que hablaba en serio. Decidieron mejor retirarse y entre risillas burlonas miraron a Don Marcelo y le lanzaron una advertencia. Si no quería problemas tenía que salirse de su casa cuanto antes, no habría más advertencias. Los hombres subieron a sus vehículos y se marcharon.

Luego del episodio amargo, los viejos se quedaron agobiados y pensaron que todo aquello era un error. Aun así tratarían de arreglar el asunto en el pueblo. Tenían sus papeles y aunque debían algunos prediales no era como para sufrir un despojo. Quizá su hijo firmó algo; pero la propiedad les pertenecía genuinamente a ellos. Esa misma tarde fueron con un notario en el pueblo y les indicó que todo estaba en orden, que esa gente no podía despojarlos y que sería mejor interponer una demanda para que no los molestaran. Esa noche regresaron a su casa más tranquilos y continuaron con su rutina. Don Marcelo todas las noches amarraba a los animales y se aseguraba que las gallinas estuvieran todas en su corral, luego de hacer esto salía al camino y fumaba un cigarro.

Mientras miraba a las estrellas, escuchó de pronto un ruido que provenía del camino, al mirar solo vio obscuridad y algunas luces que iluminaban tenuemente la polvosa vereda que conducía a su casa y antes de que pudiera reaccionar de entre ellas salió una figura amenazante que corría directamente a su encuentro. Todo transcurrió rápidamente, el hombre recibió un golpe que lo aturdió y luego un dolor agudo en el vientre. Sintió que sus entrañas se rompían y luego una oleada de dolor interminable hizo que lanzara un grito seco de espanto al sentir que la vida se le iba. Con desasosiego vio como un afilado cuchillo entraba y salía de su carne arrebatándole la vida y llenando de sangre sus pies. La mano que se había aferrado a su cuello, lo jalaba para hacer más fácil el crimen. Don Marcelo cayó al piso sin sentido y cubierto con su propia sangre. Los animales habían sido los únicos testigos del asesinato de su amo. “Chelelo” comenzó a ladrar al ver la sombra del criminal meterse a la casa con intención de matar a Doña Bertha, la cual momentos antes había sentido un golpe en el pecho como presintiendo la muerte de su amado esposo. Se levantó de su cama apenas escuchó los ladridos del perro y notó que alguien estaba intentado abrir la puerta principal. Corrió apenas vio por un ventanal que la persona que intentaba forzar la puerta se dirigía a la parte trasera de la casa y sin temor, fue al cobertizo para desatar a “Chelelo”, luego de hacerlo vio como el perro se perdía en la obscuridad y luego los ladridos se convirtieron en gruñidos, luego el silencio, el perro había sido asesinado.

Doña Bertha Elizalde sintió que la sangre se le helaba y un torrente de sentimientos de angustia y pena la recorrió de pies a cabeza al ver el cuerpo tendido de su esposo en la calle, iluminado con la lámpara de un poste. Corrió angustiada y gritando el nombre del señor caído. Al llegar la escena era dantesca, su amado esposo y compañero estaba tendido en el piso, lleno de sangre y con varias puñaladas por todo su cuerpo; pero lo más horrible fueron sus ojos, estos no estaban, le habían sido arrancados y tenía las cuencas vacías. Derrumbándose por un lado del cuerpo de Don Marcelo comenzó a llorar quedamente hasta que los llantos fueron gritos de gran dolor. Luego de un rato arrastró el cuerpo de su marido hasta la sala de su casa donde se dispuso a velarlo.
La mujer estaba devastada. Ahora estaba velando a su infortunado marido, en la sala de su casa. completamente sola, con los recuerdos de una vida que le habían arrebatado, permanecía sentada viendo fijamente el cadáver tendido en un petate y rodeado de cuatro sirios, No había avisado a nadie, ni a la policía, ni a los conocidos, decidió enterrar a su marido en el patio junto a un árbol de higos. Un par de lágrimas rodaban sus mejillas. Así permaneció hasta la madrugada y cuando por fin reaccionó. Doña Bertha se levantó de su silla, limpió sus lágrimas y su mirada ahora dura y ajena a los sentimientos. Arrastró el cuerpo hasta el árbol y empezó a cavar un agujero con sus pocas fuerzas, cuando por fin cavó lo suficiente, echó los restos de Don Marcelo y lo enterró.

Se dirigió a su cuarto y abrió un gran baúl antiguo que había sido de su madre, donde guardaba aún más recuerdos y cosas de valor. Sacó una caja de madera de caoba cerrada con un gran candado. Al abrirla, dentro había unos objetos raros y siniestros. Eran pequeños y amarillentos huesos, pedazos de sirio negro, una daga flamígera con la hoja hecha de marfil y un libro negro forrado en piel de animal. El libro contenía un sinnúmero de hechizos, grabados antiguos y sellos demoniacos…era el manual de una bruja; Su mamá lo había sido, le había pertenecido a ella.

La mamá de la señora Bertha había sido una bruja muy poderosa que había llegado a México y a la región como refugiada de tierras lejanas en Europa del este. Trayendo consigo sus tradiciones y costumbres; pero además sus creencias y prácticas en la brujería. Al morir le heredó el libro y algunos conocimientos a Doña Bertha que lejos de practicar con esas artes obscuras, se limitaba a saber de los peligros que implicaban, además de no querer consumir su vida como lo había hecho con su madre. El precio del conocimiento y el poder era alto y ahora ya no tenía nada que perder, en su mente solo cabía un pensamiento: Vengar la muerte de su esposo.

Tomó los sirios que habían iluminado el ataúd de Don Marcelo y dibujó sobre el piso un círculo con símbolos antiguos, se desnudó y entró en él, recitando unos llamamientos en lenguas extrañas que resonaron en la habitación, cuyo ambiente se tornó obscuro y sofocante. El conjuro no era algo simple, era una práctica de alta magia cuya finalidad era invocar al mismo satanás y poseyera el cuerpo de la persona que estuviera dentro del círculo, para pedirle cualquier cosa a cambio del alma. Cuenta la leyenda que la anciana tuvo éxito y que frente a ella, en medio de una humareda pestilente se le apareció el señor de las tinieblas preguntándole que deseaba. A lo que Doña Bertha solo respondió: “quiero que mueran los que mataron a mi esposo…”

Días después las autoridades llegaron a la casa de Don Marcelo y Doña Bertha por una denuncia anónima, apenas llegaron y se dieron cuenta que el lugar estaba totalmente desierto. La casa permanecía abierta y al fondo había un vehículo quemado que aun humeaba. Al acercarse se percataron que los restos eran de una camioneta lujosa de reciente modelo y al asomarse hicieron un macabro hallazgo, en la parte trasera estaban atados de pies y manos los cuerpos de cinco personas apiladas una sobre otra, estaban desnudas y presentaban huellas de tortura; pero lo más inquietante fue que a todas les habían extraído los ojos de forma violenta, arrancados de sus cuencas. Al revisar por la propiedad hallaron la tumba de don Marcelo el cual estaba semienterrado con algunos dedos saliendo de la tierra.

Al acercarse a la entrada de la casa, vieron que la puerta estaba entreabierta y luego de gritar, decidieron entrar para investigar. Fue una sorpresa hallar a Doña Bertha Elizondo sentada en una mecedora, estaba tranquila y sonreía levemente mirando fijamente a los agentes, los cuales se alertaron al ver que la anciana estaba cubierta de sangre, en su mano empuñaba el machete que había sido de don Marcelo y que estaba apoyado de punta en el piso, un pequeño charco de sangre lo rodeada; pero quizá lo más horroroso era el collar de ojos que colgaba de su cuello. Eran 10 órganos que estaban entrelazados con mecate y que servían de collar para la anciana. Esta sonreía tranquilamente y en unos instantes antes de que los agentes pudieran preguntar algo, cerró sus ojos y murió. Su corazón se detuvo dejando con muchas dudas a las personas que estaban en el lugar.
Con el tiempo y las investigaciones, determinaron lo que había sucedido en aquella propiedad, todo era increíble y horroroso. Habían quedado muchas preguntas las cuales no tuvieron una respuesta convincente, se estableció que todo había sido producto de un ajuste de cuentas del crimen organizado. Luego de la muerte de los ancianos el estado reclamó la propiedad y se formó la leyenda, que cierta o no. No deja de ser inquietante.

“Si copias y pegas este relato, respeta los créditos y menciona la fuente donde lo tomaste, apoya el trabajo de los autores independientes y difúndelo con honestidad”
Derechos de contenido reservados – Eduardo Liñán © 2017.

Relato, Historia real en Nuevo León

Anónimo

En la Facultad nos encargaron hablar de un tema que nos interesara referente al Estado de Nuevo León.


El tema era libre, unas amigas y yo ya teníamos la inquietud de saber que tan abandonado o tan descuidado estaba Mundo De Adeveras, así que aprovechamos nuestra inquietud para hablar del tema, no sin antes hacer una visita previa(esperando creo,algo inusual o del “otro mundo”). Sabíamos que las principales razones fueron que la influenza y la crisis del 2009 lo hicieron cerrar,pero siempre nos llamo la atencion el porque el cuerpo del parque seguia asi de solitario, sin que lo hayan derrumbado o algo, o si habia algo mas.

Acudimos al parque de noche, decidimos realizar una pijamada (eramos solo 3),al llegar entramos por la placeta principal,sin embargo no tardo en llegar 2 señores fornidos de una casa rodante, casi corriendo. Nos dijeron que no podíamos estar ahi
sin previa autorización del Estado. Para esto una de mis amigas trabaja como organizadora del OktoberFest,y dijo que los del mismo evento le encargaron que revisara que tal estaba la iluminación natural en el lugar,por si necesitaban mas luz de la que tenían planeada(mentira,obviamente).Los hombres no quedaron muy contentos, pero mi amiga venia preparada con un gafete falso,y quedaron conformes,por lo cual nos dejaron pasar(íbamos en carro).

Comenzamos a poner nuestros sleepings en lo que fue Mexicana de Aviones,que estaba muy bien ventilado y la luz entraba muy bien (todo esto entre las 7:00-8:30pm). Terminamos y comenzamos a explorar el lugar,tomamos fotos (para esto,no llevábamos celulares,solo cámaras,para hacer nuestra experiencia,mas tetrica jajaja). Terminamos las fotos y decidimos entrar a varios establecimientos. El de EXA tenia el techo ya casi completamente caído,lo que nos impidió un poco el paso. Entramos a las granjas,a Coca Cola,Marco,Dominos,etc. Ya como a eso de las 11:30 decidimos regresar a Mexicana,para quedarnos ahí a hacer anotaciones y contar una que otra historia. Nos dieron alrededor de la 1:00am cuando comenzamos a escuchar varios murmullos,creíamos que eran los señores que estaban de guardias, pero no, desde donde estábamos veíamos las luces prendidas del rodante. Asomamos un poco la cabeza y escuchamos los murmullos mas claros. Fue en ese momento que(como toda mujer JAJAJA) comenzamos a guardar nuestras cosas para irnos. Los ruidos se escucharon mas y mas,hasta casi creo que se escuchaban en nuestras espaldas. Apuramos el paso y guardamos todo lo mas rápido posible,y salimos del lugar.

Hoy en la mañana,mi amiga habia olvidado su cámara en Mexicana, por lo que solo volvimos a Adeveras ella y yo(la otra no quiso). Los mismos señores salieron a recibirnos y les dijimos que solo veniamos por algo que habíamos olvidado,pero esta vez fueron detras de nuestro carro (sospechando si teníamos algo ahi ilegal,su intriga era normal creo yo) La camara estaba en el lugar. La tomamos y antes de subirnos,le pregunte directo a los hombres:¿Saben algo de unos murmullos?,uno dijo que no pero el otro volteo la mirada, y nos dijo algo que debería ser confidencial:

“Hubo mucho niño muerto aqui. Ahi donde hacían esas (señalando Dominos),hubo mucho reporte de niños que se enfermaron de influencia”¿Ya ve que por eso cerraron?,namas que los dueños pagaron indemnización,la siguen pagando,pero fueron como 2 ó 3 “chilpayates”,eran de dinero,pero pss se quedaron callados,nadien quiso decir nada,no salio ni en la televisión ni radio ni nada,pero si. A veces se escuchan, pero no hacen nada,namas que cuando hay eventos de esos que hacen están muy calmados,se escuchan cuando sta todo solo,pero no hacen nada”

Eso nos los dijo el otro,nos dijo que el fue de los que araban la tierra mucho antes de que lo construyeran,y siguio cuidando las tierras de los lados,y uno de sus compadres fue guardia,y ahora solo cuida el y su amigo el lugar de gente que va a otros asuntos(malitos,asi dijo)

Asi termino mi relato,espero que sea de su agrado como fue el nuestro,ibamos con esa expectativa,así que no estábamos completamente asustadas(hasta el momento).
Pd:El párrafo entre comillas fue lo que nos describió exactamente el señor,asi hablaba jaja

Esta es mi primera historia reales

Les mando mi historia que sea anónimo

Hace un tiempo tuvimos problemas muy fuertes con la familia de mi esposo, después de eso comenzaron a suceder cosas raras en mi casa, como que una ocasión se tomó una foto con mi celular apuntando al closet vestidor de mi cuatro, se tomó la foto sola nadie la tomo, cuando vi aquella foto que se tomó aparecía un rostro horrible y la silueta de un gato, duró un día la foto en mi celular igual sola se borro.


Otra cosa es que mi hija tenía un dragón que le aplastabas a las letras del abecedario y te decía la letra y algún animal que empezara con esa letra, muchas veces en la noche se ponía a hablar el dinosaurio como si le estuvieras aplastando a diferentes letras, seguíamos sin prestarle mucha atención a ese tipo de cosas, hasta que un día estábamos mi esposo y yo cenando abajo y mi hija estaba en su cuna acostada en mi cuatro en la planta alta, empezamos a escuchar que mi hija hablaba y me dice mi esposo déjame ir a ver, fue subiendo lentamente las escaleras se paró en la puerta del cuarto y escucho que mi hija hablaba con alguien de repente empezó a gritar y llorar y mi esposo abre la puerta y yo subo corriendo la alzó de su cuna y le digo -que te pasa mami porque lloras-? y con quién hablabas, y me dice mi nena que estaba hablando con elmo.

El muñeco estaba metido en el corral pero había cobijas encima de él ni siquiera se alcanzaba a ver qué el elmo estaba en el corral. Mi nena en ese entonces tenía dos años ya hablaba no al 100% pero si hablaba mucho y se daba a entender, cuando la cargue me decía que estaba muy asustada porque el elmo la había asustado nos sorprendió mucho porque ella era una bebe todavía y no decía mentiras.
Platicando con unos vecinos de esta situación nos recomendaron a una señora que era santera y que nos podía ayudar ella era de la Ciudad de México y nosotros vivimos en Monterrey.
Nos ponemos en contacto con ella le platicamos un poco de lo que nos había estado ocurriendo y nos dice que tenía mucho trabajo que podía venir en dos Semanas, accedimos sin más remedio.

Pasaron cuatro días después de que hablamos con ella y de repente recibimos su llamada diciéndonos que los trabajos que tenía pendientes los había pospuesto porque era urgente venir con nosotros, nos dice mañana compro los boletos de ida para Monterrey. El siguiente día nos habla en la mañana que ya tenía el boleto de autobús para Monterrey ese mismo día y que salía a las 8 de la noche y que al siguiente día estaría aquí para las 8 de la mañana, el día transcurrió normal hasta en la tarde-noche sin razón alguna se fue la luz en la colonia, y digo sin razón alguna porque no estaba lloviendo, no corría aire ni nada, no le tomamos importancia y nos fuimos a cenar a un restaurant al regresar, ya había luz y nos quedamos un rato con los vecinos que nos habían recomendado a la señora, después de un rato mi esposo fue a la casa de nosotros al baño, menos de 10 minutos regreso con la cara pálida, le preguntamos qué le pasaba y dijo que cuando entro al baño empezó a escuchar que se caían las mesas plegables que teníamos en la sala, que varios juguetes de mi niña empezaron a sonar y que al salir del baño estaba un perro de pilas enfrente de él. Pasó un rato y nos fuimos de la casa de los vecinos y nos dirigimos a nuestra casa.

Al entrar empezó a sonar el dinosaurio, le dije a mi esposo que era mejor que nos fuéramos a casa de mis papas a pasar la noche y esperar al siguiente día que viniera la señora, le marque a mi mama para decirle que íbamos a ir para allá pero no pude decirle nada porque se cortaba la llamada, le volvía a marcar y se cortaba otra vez la llamada, le dije a mi esposo vamonos en el camino le marcó, subimos al cuatro de nosotros para agarrar los pañales de la niña y su ropa, cuando apenas íbamos a prender la luz del cuarto suena el dinosaurio, nos metimos al cuarto saque rápido las cosas de la niña, volteo a ver a mi esposo y tenía una mirada muy rara como si el rostro le estuviera cambiando, y estaba como ido, y el corazón le empezó a palpitar muy fuerte, lo agarre y bajamos las escaleras.

Algo muy extraño que me ocurrió fue que le dije a mi esposo que antes de irnos iba a entrar al baño, algo raro porque lo que yo ya quería era irme de ahí, entre al baño y cuando salgo veo la escena más horrible de mi vida.

Mi esposo tenía cargada a mi hija y le decía no ella no es tu mamá, tu mamá está en el baño y mi hija dándole los brazos a algo o a alguien que no podíamos ver y diciéndole “mami, mami”.

Agarre a mi hija salimos, nos subimos al carro y manejamos a casa de mi mama, en el camino le volví a marcar a mi mama, ahora sí pude hablar con ella y me dice -he estado intentando comunicarme contigo desde hace rato y traías el celular apagado-, (cosa que no era así, nunca apague mi celular).

Llegamos a su casa dormimos y al siguiente día en la mañana le mandamos un mensaje a la señora y nos dijo que apenas venía en matehuala que le habían tocado retenes, choques y demás, nos dijo -no se preocupen esto es normal iban a hacer hasta lo imposible por retrasarme-.

Llego a la central de Monterrey hasta la 1 pm, fuimos por ella y la llevamos primero a casa del vecino para que ella se preparara, platicando con ella nos dijo que lo que nos había ocurrido el día de ayer en la casa, ella ya lo había visto, que si nos hubiéramos quedado más tiempo a mi esposo le hubiera dado un infarto, por eso se la había acelerado el corazón que por eso ella optó por tomar nuestro caso como urgencia.

Cuando se dirigía caminando para mi casa empezó a correr un aire muy fuerte, entro a la casa hizo lo que tenía que hacer mientras nosotros la esperábamos en casa de los vecinos.

Cuando regresa nos dice que ya había quedado la casa libre, que teníamos un muerto obscuro así lo llamo ella.
Qué lo había mandado un indio que nos estaba haciendo brujería, ordenado por la familia de mi esposo para hacernos el mayor daño posible, decía que a mi esposo lo querían ver muerto, pero que por más que intentaron hacernos daño a mi hija y a mí no pudieron, ella me decía tienen a alguien muy grande las dos que las cuidan mucho y por eso no pudieron hacerles daño ni a ti ni a ella, no me supo decir quién me cuidaba, hasta tiempo después que fuimos con otra señora de aquí de Monterrey nada más entre y me dice “cuál mal te pueden hacer a ti, si tienes a tu ángel Gabriel que te protege” ahí supe quién está siempre atrás de mí y de mi hija cuidándonos.

Los Duendes de la Maquiladora

Buenas noches Legionarios, esta noche les traigo el testimonio de una legionaria que nos pidió que la publicación fuera anónima, en ella nos relatara cuando elmisterio permitió que su papá fuera testigo de:

LOS DUENDES DE LA MAQUILADORA

Buenas tardes David, la historia que te quiero compartir me la contó mi papá que en paz descanse, quien trabajo muchos años como guardia de seguridad en una empresa maquiladora de Nogales en Sonora. El se sentía agusto en ese trabajo, lo único que no le gustaba era hacer los rondines solo cuando le tocaba el turno de noche.

En una ocasión mientras hacia el turno de noche, cerca de las 2:00 a.m., salio a dar un rondin por la fábrica para vigilar que todo estuviera en orden, mi papá me contó que de repente empezó a escuchar muchos ruidos, era algo raro pero el se imagino que ese ruido se producía por efecto del eco de las máquinas del la maquiladora que estaban encendidas las 24 horas del día.

Sin embargo, paso algo muy raro a lo que el no le había hallado explicación, el vio como se movían unas cajas llenas de cableado, dichas cajas eran muy pesadas, no era posible que alguien estuviera moviéndolas, en eso llego un compañero que vigilaba afuera de la fabrica, el le indico que tenían que llenar el reporte para el cambio de turno, así que se fueron a la caseta de vigilancia, mi papa no le dio mayor importancia a lo que había visto y se olvido del asunto.

Pasaron algunas semanas de esa experiencia y llegó el día en que la fábrica le haría la posada a los empleados, para lo cual hicieron un espacio ahí mismo dentro de la fábrica, para meter algunas sillas, mesas y usar un espacio como pista de baile. Habia unas bases de dos niveles donde subieron las cajas llenas de cableado para que no estorbaran.

En estando en la fiesta, casi al final, ya estaban haciendo la rifa de regalos para los empleados cuando de repente cayó una de las pesadas cajas con cable, toda la gente se asusto bastante por lo impresionante del golpe, nadie se explicaba como se pudo caer, aun no salían de su impresión cuando de repente se cae la otra caja.

Después de tratar de explicar que ocurrió y al no hallar un motivo para lo sucedido, terminaron de hacer la rifa de regalos y los supervisores de la fábrica decidieron dar por terminada la posada, por seguridad de la gente. El coordinador de los guardias decidió solicitar las grabaciones de las cámaras de seguridad de esa noche, para ver que fue lo que causo la caída de las pesadas cajas, que afortunadamente no habían lastimado a ninguno de los presentes.

Dice mi papa, que a los días llevaron el vídeo de las cámaras de seguridad de la posada, el coordinador junto a todos los guardias para mirarlo, pero al ver el vídeo, no podían dar crédito a lo que estaban viendo, según mi papa nos contó, en el vídeo se grabaron unos seres muy pequeños que estaba cercas de las cajas, tan pequeños que apenas se alcanzaban a mirar en el vídeo, eran unos hombrecillos que empujaban con suma facilidad las cajas, como si no pesaran, y las arrojaban hacia abajo; en el en vídeo se alcanzaba a ver que eran alrededor de quince pero se movían muy rápido, de una manera sobrenatural.

Entre todos los guardias decidieron no hablar con nadie de lo que habían visto, pues correrían el riesgo de que los tildaran de locos o que estaban trabajando borrachos. El vídeo lo guardo el coordinador de los guardias y nunca mas volvieron a verlo o a saber de el y desde entonces ya no dejaron a mi papá ni a ningún guardia que se quedará sólo en las noches dentro de esa maquiladora, la cual al parecer fue reclamada como hogar por unos vengativos duendes.

Sombras misteriosas

Hola yo soy de Monterrey pero vivo en San Diego, Ca.
Desde que me acuerdo siempre he visto como sombras, o alguien que pasa o esta muy cerca de mi y en dos ocasiones escuche un susurro, y en seguida un escalofrío y un miedo que no puedo explicar.

Yo soy muy miedosa, y no se por que me pasan tantas cosas, lo que les relato enseguida paso hace poco mas de 4 años, mi esposo se iba atrabajar como a las 3:30 a.m. Y yo siempre lo sentía y empezaba todo se me iba el sueño y cuando por fin me estaba quedando dormida, sentia algo por mi cama y enseguida despertaba y ahí estaba esa sombra negra, alta como de un hombre y empezaba a subirse por mi cama y yo paralizada de miedo, diciendo Padre Nuestro, pero solo eso no podía rezar, hasta que me acordaba de lo que seguía y se iba desaparecia, pero quedaba yo con un miedo.

esto pasaba muy seguido, y siempre era cuando mi esposo se iba, yo ya con ojeras, dolor de cabeza por no poder dormir, hasta que le platique a una señora, antes de eso yo no decía nada, pensaba que me ivan a decir “esta loca, es su imaginación”, pero ella me dijo si creo lo que me dices pero mira para que se vaya reza todas las noches antes de acostarte y me dijo di esto:

Enfrente de mi Arcángel Uriel, atrás de mi arcángel Rafael, a la derecha de mi arcángel Miguel y a la izquierda de mi arcángel Gabriel, todas las noches dirás esto y reza un padre nuestro y pídele que por favor te quite a esa sombra que no te deja dormir, pídele con toda tu fe que ya te deje en paz.

Asi lo hice pero los primeros dia seguia saliendo la sombra, y yo me sentaba y recogía mis pies para que no los tocara ya casi me quería subir a la pared del miedo que me daba, pero un día, rezando me quede dormida y en mi sueño vi a un hombre, con un rostro hermoso, unas alas grandes, por que sentia el aire mover mi cabello, una luz brillante muy bella toco mi cara y desde ese momento sentí una paz que jamas habia sentido, todo cambio en mi ya jamas volvi a ver esa sombra que aun recuerdo y me da escalofríos, pero ya no miedo ahora se que mi Ángel esta conmigo y jamas me dejara sola, espero y les haya gustado mi relato, gracias.
Anonimo.

Mis noches espantosas

anónimo por favor y gracias…

Hace unos cuantos años viví sola un tiempo con mi hija de 4 en aquel entonces, por las noches mi casa se sentía el ambiente pesado y yo me deprimida mucho sentía que alguien me miraba e incluso la puerta del baño no cerraba y en un rincón del mismo olía espantoso, el olor no tenía nada que ver con el drenaje, cuando mi novio llegó a vivir con nosotras empezaron a pasar cosas, mi niña se ponía muy rebelde y yo creía que era por el cambio, pero no, ella empezó a decir que nos quería matar y que se quería matar e infinidad de cosas que no son de una niña de 4, una noche se levantó mi novio muy enojado por que alguien lo jalo literalmente de la cama, y sólo se veía una sombra pero no encontramos nada.

Días después durmiendo empecé a hundirme en la cama y algo me estaba ahorcando y yo quería gritar y orar y no podía cuando abrí los ojos era un tumulto de pelos hediondos y crespos era espantosa la cara que no puedo ni describirla, mi niña esa noche durmió con nosotros y me decía -mami tranquila Chris está aquí-
y mi novio puso su mano en mi cabeza y comenzó a orar, y por un momento me dejó, sólo por unos minutos y el ataque de nuevo comenzó y se escuchó como rasguñaba la ventana, y bueno la cortina de la ventana se movía aún cuando no había viento, comenzó de nuevo la oración, y por fin me dejó.

Los ataques continuaron no con la misma intensidad pero siguieron, tomamos la decisión de ir con un brujo nahual que conocemos, el nos dijo que era obviamente una presencia maligna y una persona que hacía años lo habían acuchillado y fue a morir en mi casa, en fin el brujo nos pidió que nos fuéramos a dormir esa noche, y que por nada del, mundo nos levantaramos, y así fue, ya en la madrugada se escuchaban lamentos se sentía un frío extraño rasguños.

Gracias a Dios mi niña no despertó y puedo decirles que vi un gato enorme o un perro, el caso es que era negro con ojos grandes orejas puntiagudas que de repente me miraba en la puerta de la recámara y después se le abalanzó a algo y fue el último lamento que escuche, cuando todo terminó le conté a mi novio ahora esposo lo que había visto, y me dijo que ese animal era el brujo y que por fin nos había librado del mal que habitaba en la casa, y a partir de ahí el ambiente en la casa cambio, incluso el comportamiento de mi niña y las peleas de pareja que llegamos a tener, y bueno por miedo y seguridad nos cambiamos de casa, lo malo es que fue a una donde comenzaron otro tipo de agresiones ahora con una mujer que no me quiere aquí y que no he logrado ver su cara, sólo me atemoriza y se sienta a un lado mío a llorar…!

Mi segundo relato misterioso

Me la contó un primo lejano que vive actualmente en guadalupe

Me contó que un tío de el hace más o menos unos 20 años que tenía un retraso pero que aun así era capaz de realizar algunas actividades como andar solo y regresar sin problemas y también realizaba tareas diarias y podía mantener conversaciones fluidas (a decir vdd nunca fue claro con su condición) bueno el los fines de semana se iba solo a pescar a un río hasta que s volvió un hábito hasta que un día le contaba al padre de mi primo (su hermano) que la verdad ya tenía tiempo sin pescar y que se la pasaba platicando con un amigo dentro de una cueva donde llegaba el río lo extraño fue que decía que hablaba con el hombre pez al cuestionarle sobre eso lo describió como un humanoiode con cabeza de pez que sólo asomaba la cabeza del agua y no salía de la cueva y que le platicaba que el y su familia pues necesitaban dinero y que el hombre pez le decía que un día lo llevaría a donde el había visto mucho dinero debajo del agua, mi tío al principio extrañado no le presto atención y creía que lo estaba inventando y así quedo unos meses más tarde ya todos dormidos estaba lloviendo muy fuerte y ya dormían todos mi tío dijo que escucho ruidos en el patio y que alguien por la barda le hablaba y el se asomo un poco temeroso y grito quien añada ahí!! A lo que la silueta contesto ven!! Ahorita que pude salir te voy a llevar a donde hay dinero debajo del río y mi tío se asustó pero no dejo de ver a ese hombre que se asomaba por el patio y su padre despertó encendiendo la luz y que no podía creer lo que veía era una persona de color muy oscuro al parecer sin nariz y con una gran boca y el grito y esta cosa solo desapareció.

Relato en la Clinica

Anónimo por favor!!

Hace unos meses tenia internado a mi papá en la clínica 6, duro casi el mes y mi mama lo cuidaba día y noche porque el no quería a nadie más que a ella…para esto yo le digo a uno de mis hermanos que si nos dormíamos juntos en la recámara de mis papas, porque sentía un miedo horrible quedarme sola en mi cuarto y mi papa agonizando y lo que menos quería es estar sola (gracias a Dios mi papa salio de eso y esta con nosotros)… Bueno en ese lapso yo descubro esta página y me gustaba leer mucho me aventaba bastantes historias mas en la madrugada, hasta que mi hermano me dijo -ya no quiero que leas todo eso porque cuando te duermes te quedas inquieta y hablas sola y te vez muy rara- y si realmente recuerdo tener los ojos abiertos y ver alguna cosa pero sin poderme mover o tenia sueños bien pesados que me producían insomnio y no me daban ganas de dormir…hasta que fuera de día y entonces deje de leer y ya no soñé cosas fuertes.

Entonces hace poco me volvió a llamar la atención volver a la página, para esto fui de visita a casa de mi tía y dure unos días lo cual mi prima me decía -ah yo también leo esa página- y me dijo –no pero tu ya no leas porque cuando eso pasa ya dormida haces ruidos muy extraños porque sueñas muchas cosas-
y si lo reconozco tengo las peores pesadillas que alguien pudiera tener . Pero eso es otra historia…bueno eran las 3 am y le digo voy hacer pipi para esto mi tía tiene el baño afuera….y en su cuarto si tiene baño pero era muy incómodo ir a despertarla a esas horas ella y el tío dormidos y yo pasando como si nada, pues no muy mal..bueno voy a fuera y como todo buen mexicano con el celular en la mano , repito estaba leyendo esta página después de meses sin leer y empiezo a escuchar afuera del baño un aleteo y se escuchaba que caminaban no puedo describir pero los ruidos eran extraños eso si jamás me habia pasado y dije
“mi prima me quiere asustar se ha de ver venido tras de mi y me quiere jugar una broma”.

Pero se escuchó mas feo y que le mando inbox y le digo “ya se que estas aqui en el patio y me quieres asustar pero ya te dije”!! Y me dice neta estas loca vente rápido salte del baño, correle y dije me quiere meter miedo pero en eso escuchó que apaga el clima y dije -chin ella no es-… Entonces quien? Si ella es hija única y mis tíos ni en cuenta..juro que no tenia miedo pero si esperaba ver algo.

Abro la puerta y nada pero sentí un escalofrío al venir de espalda hacia la puerta de la cocina y entonces mi prima me dice escuche ruidos en la sala, por eso apague el clima y yo nooo yo estaba en el baño y me dice te juro que como afuera estaba oscuro no quise voltear hacia la puerta y las dos nos quedamos como que Que sería?? quien sabe pero a las 2 nos asustaron de manera distinta y en el mismo tiempo… Saludos….

Un fatasma en Monterey

Hola chic@s, no había podido escribirles pero aquí les tengo otro relato, quisiera que igualmente se mantuviera en anonimato

Esto sucedió en el centro de Monterrey, en los años 80’s, no me pasó a mí, le ocurrió a unos familiares muy cercanos. Era una familia, ellos tenían su casa en el centro de Monterrey, en la calle S. Tapia. Tenían un negocio familiar no muy lejos del hogar, por lo general pasaban todo el día en el negocio, el hombre de familia atendiéndolo y la mujer ayudandole con citas, informes, etc.


Tenían 2 hijos los cuales los cuidaba una sobrina de ellos. Un día, la sobrina llego de la preparatoria a cuidar a los niños pero la Señora de la casa (la tía) le informa que tienen una reunión en casa de otro familiar, y le preguntó si gustaba de ir con ellos, la sobrina rechazó la invitación pues vio una oportunidad para descansar. Los tíos junto con sus hijos se marcharon y se quedó ella sola en la casa, casa que conocía perfectamente puesto que vivía con sus tíos y pasaba todas las tardes con los niños. Era ya el atardecer cuando decidió tomar un baño, ya en la regadera escucho ruidos y se asustó, salió del baño y se vistió lo más rápido posible.
Con un poco de miedo se asomo por el pasillo y no vio nada fuera lo normal, se calmo un poco y se dirigía hacia la habitación, pero para llegar a ella tenía que caminar por el pasillo y cuál fue su sorpresa que al momento de ir caminando por el pasillo (el cual era largo) vio por una ventana que daba al patio a un hombre con sombrero sosteniendo un periódico, lo primero que pensó fue en un ladrón, por lo que salió muuuuuy rápido de la casa y fue a la tienda que se encontraba en esa calle.

El sr que atendía la tienda le pregunta si le pasaba algo, pues la vio muy asustada, le contó lo sucedido y el sr de la tienda le comenta que en esa casa vivía un Sr ya mayor que tras varios problemas financieros decidió suicidarse en el baño. La joven quedó asustada y espero hasta las 11pm en la tienda a que llegaran los tíos, les contó lo que pasó y lo que le dijo el Sr, pero no le creyeron, ella decidió no quedarse más en esa casa.

Los tíos siguieron viviendo. Con el transcurso de los días los niños comenzaron a decirle a sus papás que en las noches escuchaban como les chistaban a fuera de sus habitaciones, ya saben el típico “tss, tss” o que escuchaban que les lanzaban piedras en sus ventanas. La madre se rehusaba en creer en eso. Un día la abuela de los niños fue a cuidarlos ya que la sobrina no quería hacerlo más, y fue en la noche cuando escucharon como el fregadero tiraba agua, uno de los niños fue a asomarse y todo estaba en orden, la abuela le informa a la mamá de los niños lo que pasó y fue ya que deciden mudarse.

Cabe mencionar que durante el proceso de mudanza una de las mascotas murió, y uno de los ayudantes de mudanza juro haber visto en el patio a una señora de edad avanzada barriendo con una escoba de hoja de palma (obvio la señora nadie la conocía, era imposible que estuviera ahí), esos sucesos fueron los que les ocurrieron a mis familiares.

La casa ahora es un negocio que se encuentra en la calle antes mencionada del centro de Nuevo León, no doy el # para no ocasionar problemas a los actuales dueños jeje

Después les sigo mandado más historias, hay unas que si me han sacado de onda .

Las brujas Existen (Este es mi relato real)

Beetlejuice

Espero que les haya agradado mi relato anterior, como les comentaba he tenido varios no sé cómo llamarles si encuentros con las lechuzas y/o brujas, la primera que tuve fue cuando tenía 6 años, recuerdo que veníamos de Matamoros y como siempre pasa en los viajes el niño quería ir al baño y mi papa se detiene en plena carretera y mi mama me acompaña y yo estaba caminando y de repente se empieza a escuchar risas y chiflidos en los árboles y me dice mi mama -vámonos rápido de aquí-

Cuando tenía como 10 años tocaban la ventana de casa de mi papas que está en un segundo piso y me preguntaban si estaba dormido, cuando tenía como 15 años un día ya en la madrugada mi perro no me hacía caso y solo se quedaba viendo fijamente a un árbol (anacua) en eso me acuerdo que me dijo mi abuela que cuando viera una lechuza le dijera $&/@%*+!!!! Donde empiezo a decirle solo se ve un pájaro grande que sale por el costado del árbol y empieza a chiflar y le contestaron el chiflido.

Cuando tenia como 22 años estábamos en una quinta en Marín y mi amigo el dueño me dice que se tenía que ir que yo cerrará cuando se fueran todos, ya como a las 10 de la noche se empiezan a escuchar unas risas pero de esas que te da escalofríos, se venían acercando más y más las risas y de repente se detienen y empiezan a chiflar, les digo a los que estábamos en la quinta que nos fuéramos por qué no éramos los únicos que estábamos en esa zona.

Cuando cumplí los 25 hice una reunión en una quinta en Salinas Victoria muchos se regresaron temprano por qué era cuando estaba fuerte la inseguridad ya como a las 10 estaba solo en la quinta esperando al dueño (amigo de mi familia) y de repente se empiezan a escuchar risas y empiezan, ” hey tu, estás solo, te acompañamos, vamos a jugar en la alberca” y se empiezan a reír, solo me encerré en el carro, como a los 15 minutos llego el dueño y me dice todo bien y yo, “si” Me dice :
-No te molestaron las brujas-?
-Esté como sabe- ( pensé)
-Es que ya me han comentado varias personas que les hablan desde los árboles-.

hace unos años fuimos a visitar a unos familiares a Zacatecas y fuimos a un rancho, yo me quedé a dormir en la camioneta en la que íbamos y ya como a las 3 de la mañana a lo lejos se ven unas luces brincando a lo lejos eran 3 las que se veían y se me hizo algo extraño pero no le tome atención y ya al siguiente día platicó a mis familiares lo que vi y me dicen a es que son las brujas que se ven como bolas de fuego,.
-pero no te apures esas siempre están cerca de la laguna-

Esas han sido mis experiencias con lechuzas y brujas, no sé por qué me pasan cosas así a mi, no me dan miedo más respeto este ambiente, ustedes que piensan? alguien me está siguiendo desde niño? quieren algo conmigo las lechuzas/brujas?

Espero no haberlos aburrido, saludos desde San Nicolás