Historia real de terror Anonima 2018

Anónimo

Buenas noches, quiero comentarles antes que nada que yo era muy escéptica de las cosas paranormales, dado que soy profesionista de rama científica y a todo siempre le encontraba una explicación… Hasta que hace un año aproximadamente mi familia y yo vivíamos en Guadalupe y por cuestiones de trabajo decidimos cambiarnos a la colonia Santa Mónica en Juárez Nuevo León, ahí fue cuando comenzó todo.

Rentamos una casa pequeña, somos una familia pequeña, mi mamá mi hermano y yo. A lo que la casa sólo contaba con una recámara la cual mi mamá y yo habíamos decidido que mi hermano la habitara y ella y yo dormíamos en la amplia sala.
La casa al entrar estaba el comedor, después el siguiente cuarto era la sala y la puerta a la recamara y del otro lado la cocina y baño. Cabe recalcar que era una casa muy pequeña.

Todo iba muy bien hasta que en las noches al acostarnos todos yo comencé a escuchar ruidos en el área del comedor, casualmente siempre era cuando mi mamá se quedaba ya dormida y yo seguía despierta en el celular, podía oír como arrastraban hacia atrás las sillas del comedor, era algo verdaderamente impresionante porque jamás había pasado por algo así, la primer noche que lo escuché sólo me tapé hasta la cabeza y decidí cerrar los ojos y convencerme de que ya estaba demasiada cansada y solo estaba imaginando cosas.
Después, la segunda noche ya fue inevitable el no asustarme, de igual forma, mi mamá ya estaba dormida, mi hermano en su recamara y yo en el celular… Las sillas volvían a arrastrarse pero cada vez más fuerte hacia atrás y hacia adelante fue tanto mi temor que comencé a llorar y desperté a mi mamá para que pudiera escuchar pero justo cuando ella se despertaba el sonido cesaba… Y todo volvía a la normalidad. Cada noche era lo mismo, era tanto mi desesperación que nadie me creía que comencé a sufrir de insomnio.

Mi mamá a las 5 semanas decide colocar una cama al lado del comedor para cada quien tener su espacio, a lo que yo me sentí más segura porque dije “si mi mamá está al lado del comedor entonces ya no se escuchará nada” y cuál fue mi sorpresa… Que en las noches yo volvía escuchar como arrastraban las sillas mientras mi mamá dormía justo AL LADO DEL COMEDOR, yo ya no podía mas, era llanto noche tras noche de desesperación porque no me creían y ahí estaban las sillas arrastrándose…

Hasta que después llega un integrante nuevo a la familia, el novio de mi mamá comienza a quedarse con nosotros y la primer noche que él se quedó fue la primer persona que no estaba dormido y pudo escuchar las sillas, comencé a escuchar las sillas y escuché la voz de mi padrastro diciendo “Ya deja de arrastrar la silla y duérmete” (el no sabía lo que ocurría cada noche) y eso hizo que mi mamá se despertara y justo en ese momento… Escucha claramente y no solo eso voltea al comedor y vió como una silla se arrastraba hacia atrás y se detuvo en ese instante.

Déjenme les digo que mi mamá no lo dudó, cuando me creyó porque lo experimentó ella, inmediatamente dejamos la casa y ahorita vivimos en la misma cuadra pero como a 6 casas de ese domicilio, durmiendo en paz y tranquilos y por cierto… El comedor lo dejamos ahí.

Al comentarle a la rentera lo que ocurría nos dijo que su esposo tenía 3 meses apenas de haber fallecido en esa casa, rompiendo en llanto, nos comentó que ella se había salido de ahí porque escuchaba cosas y creyendo que se estaba volviendo loca decidió irse a vivir con su mamá a Escobedo.

No nos importó dejar nuestro comedor, estamos felices de que podemos dormir agusto proximamen con mas relatos de terror, deja tus comentarios mas abajo un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *